3 abr. 2013

Xhol Caravan - Electrip (1969)

Xhol Caravan fue una de las primeras bandas en formar parte de ese torbellino rupturista que se produjo en el rock alemán desde principio de los 70s en adelante, un fenómeno del que salieron muchos experimentos musicales provistos por bandas que, contagiadas por el entusiasmo de la contracultura norteamericana y los nuevos fenómenos de jazz-rock y rock progresivo (especialmente inglés) que estaban surgiendo a la par, comenzaron a producir música de rock en especial experimental, a menudo fusionando e incursionando con elementos como electrónica o la música concreta.

A este fenómeno se lo suele denominar, casi caprichosamente, como ‘’krautrock’’, una identidad bajo la cual se formaron muchas agrupaciones pero con la cual cada una supo imprimir sus propias ideas, sus propios experimentos, sus propios sonidos y elocuencias. La idea de un ‘’movimiento krautrock’’ entendida como un avance común de músicos encaminados bajo una misma dirección es muy relativa, muchas bandas ya habían desaparecido en el momento en que otras estaban dando los primeros pasos, algunas utilizaron en su cuerpo musical al rock psicodélico, otras tomar una línea pura dentro de sonidos electrónicos propiamente dichos.

Los orígenes de Xhol Caravan tienen lugar en Wiesbaden en 1967, cuando sus fundadores, los saxofonistas Tim Belbe y Hansi Fischer, que habían nacido en Wiesbaden y Bad Schwalbach respectivamente, fundaron Soul Caravan, el primer nombre que recobró la banda, orientada en un comienzo hacia la musica soul, especialmente hacían covers de soul influenciados por los lanzamientos del sello Motown y los sonidos que estaba poniendo en boga con muchos nuevos proponentes de la música negra de soul. 


Tocando clásicos del soul, algunos temas propios y algunas versiones standard de jazz, realizan muchos conciertos en clubs frecuentados por soldados norteamericanos. En una de estas actuaciones, el guitarrista Werner Funk se les une espontáneamente, en vivo, mientras interpretaban el “Take Five” de Dave Brubeck, finalmente se quedaría con ellos como miembro estable de la banda. Con esta formación firman con CBS, publicando en 1967 su álbum debut, Get In High, un disco de R&B bastante estándar.

Hacia los siguientes dos años el grupo comienza a tomar otra dirección, para entonces ya había cambiado su nombre por el de Xhol Caravan. Después de algunos cambio de la formación, editaron el single ‘’Planet Earth’’ / ‘’So Down’’, en 1969, mostrando una mutación en su sonido, aun con características soul pero más ensimismados a las influencias psicodélicas norteamericanas. Estaban gestando un nuevo sonido y lo ya hacían notar, pero nada ni nadie hubiese previsto que su camino investigativo los llevaría aún más allá de la línea de las meras copias o reinterpretaciones.

El siguiente paso del grupo fue la publicación del álbum Electrip, una aventura sonora en la que convergen, para crear un sonido propio, influencias de variada índole, aún quedan marcadas las experiencias musicales por las que transitaron, las bases rítmicas del soul y las estructuras y solos del jazz, que se aunaban a las nuevas ocurrencias del grupo: el estilo funk, las sesiones psicodélicas y la presencia de la influencia del jazz rock de Frank Zappa. Como definir a un sonido en el que convergen tantos elementos y aun algunos más? Ellos aparecen ensimismados en un mismo sonido que se presenta en forma atascos, sesiones de variada índole dentro de un especie de jazz rock, caracterizadas principalmente por contener secciones con extensas improvisaciones sobre bases rítmicas dinámicas y rápidas.

El concepto de Electrip (viaje electrónico) está presenten continuamente en la esencia fundamental del disco, en cada track, son emprendimientos cuasi improvisados que tienen su germen en lo psicodélico y electrónico que y fluyen con suavidad. Este elemento particular tiene su eclosión en el apoteótico ‘’Raise Up High’’,  un tema de 17 minutos de duración que pretende ser, y lo eso, el corazón del disco y la fuerza impulsora de sus nuevas ideas, aunque a la vez, y sorprendentemente, el tema comienza como un rock psicodélico al estilo Jefferson Airplane, y se vuelve un largo atasco con improvisaciones al fiel estilo Acid Test de las bandas psicodelicas norteamericanas. Nos quedaríamos solo con esto si no contáramos con la presencia de algunos elementos particulares, que aparecen en la enorme sesión improvisada que representa este tema, elocuencias y locuras sonoras, especialmente en un fragmento donde surgen los saxos, electrificados, improvisando libremente, en lo que pareciera un acercamiento al free jazz.


La electrónica está claramente presente en este trabajo, aunque paradójicamente no recobra un papel tan fundamental, como se lo podría esperar de una banda llamada de ‘’krautrock’’. Los teclados y algunos elementos generadores electrónicos están presentes pero de forma ambiental, son los que terminan de dar esa consistencia al cuerpo del sonido y lo que le brindan esa aura dulce que parecieran tener las sesiones, sobre la que trepan y posan los demás elementos, especialmente las improvisaciones.

Al lanzamiento de este trabajo, le siguió un periodo intenso de muchas presentaciones en vivo, algunas de las cuales sirvieron de base para la edición de sus próximos albumes. La banda ahora pasaría a llamarse simplemente Xhol, desprendiéndose del ‘’Caravan’’ para evitar la confusión con el grupo británico de ese nombre. Bajo este nombre comienza una nueva etapa en la que el grupo se perdía cada vez más en enormes improvisaciones en las que los sonidos del órgano de Ocki Breven adquirían un rol cada vez más dominante, alejándose desmedidamente de las posibles convenciones a las que pudieran estar atados de antemano.

Sus próximos álbumes dan cuenta de este desprendimiento, un paso de alejamiento del estilo de ‘’Electrip’’ es la aparición de su próximo disco, ‘’Hau-Ruk’’, donde se ve como se acercan aún más a la concepción musical de lo experimental, aun montados a la idea de largos atascos improvisados. Esta tendencia de alejamiento a la convenciones tuvo su apoteosis en ‘’Motherfuckers GmbH & Co KG’’, que ya desde el titulo dejan ver cuáles eran sus intenciones en cuanto al éxito comercial, y el resultado sonoro es exactamente el que se podría imaginar, un extraño artefacto en el que se adentran aún más en la fusión del jazz rock con la electrónica, recreando algunos  ambientes y disertaciones electrónicas, cerca del minimalismo y la música abstracta, un acercamiento al corazón absolutamente electrónico del krautrock.

Código: #1009

1 comentario:

  1. sin duda alguna es una joya una obra maestra el primer album cuando lo escuchas hace vibrar cada particula subatomica del ser y te transporta por bellos paisajes de ondas alfa!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...