28 nov. 2018

Steve Miller Band - Children Of The Future (1968)

El norteamericano Steve Miller fundó la Goldberg-Miller Blues Band poco después de trasladarse a Chicago para tocar blues. La banda firmó un contrato con Epic Records después de tocar en muchos clubes de la ciudad. Su única publicación fue un single, "The Mother Song". Luego Miller se mudó debido a la creciente actividad musical de la ciudad de San Francisco y formó allí la The Steve Miller Blues Band. Cuando firmaron con Capitol Records en 1967, acortaron su nombre al definitivo: Steve Miller Band. El cuarteto tocó con Chuck Berry en un concierto en el Fillmore West, que más tarde se editaría como álbum en vivo. Poco después, el guitarrista Boz Scaggs se unió a la Steve Miller Band y tocaron en el Monterey Pop Festival en junio. 

‘’Children of the Future’’ es el álbum debut de la banda de rock estadounidense Steve Miller Band, lanzado en 1968 por Capitol Records. El álbum fue producido por el ingeniero , Glyn Johns , que llegó a producir otra banda estadounidense de éxito: Eagles . Sin duda se trata de un álbum ligado fuertemente a la psicodelia, una aventura sonora con un sonido suave y agradable tipo de la costa oeste, con una dulzura compositiva y una cierta personalidad propia. Pese a que fue eclipsado por otros grandes trabajos publicados en ese año, vale la pena escucha este trabajo.

La primera mitad del álbum está particularmente organizada con unos sonidos introductorios que terminan convirtiéndose en una canción, además de un par de temas cortos, y culmina con el  tema "In My First Mind", el punto más alto del álbum, una pieza de rock psicodelia memorable, plagada de hammonds y de un carácter suave y armonioso. Hasta entonces pareciera que intentaran algún tipo de organización conceptual para los temas pero esto poco a poco se diluye o no se mantiene como uno esperaría al escuchar lo siguiente del disco.


Ya, para la segunda mitad del disco, la banda saca su estirpe originario y se vuelca más al blues y rhythm, también apareciendo algunos temas sencillos de rock psicodélico. En esta segunda mitad pareciera como que el concepto de los primeros temas se diluyera, poniendo un par de bluses para completar la lista por una aparente falta de composiciones propias, esto le resta merito por lo que uno hubiese esperado, pero aun así es buen disco y las piezas son agradables en su mayoría

El disco se grabó en 1968 en los Olympic Studios, en Londres, con el ingeniero de sonido Glyn Johns, incluso el mismo, y fue publicado ese mismo año. El grupo estaba formado por, Steve Miller en voz, guitarra y harmonica, Boz Scaggs guitarra, y voces, Lonnie Turner en bajo y voces, Jim Peterman en mellotron, Hammond y voces, y Tim Davis en bacteria y voces. "Baby's Calling Me Home" debería haber sido un single de gran éxito, pero "Children" se vendió mal, y no logró ganar la atención que tanto merecía la banda. Este primer disco no tuvo éxitos destacables y no logró colarse en la lista Top100, pero supo dejar algunos temas dignos de mención, como la melodía acústica "Baby's Calling Me Home", ‘’In my first mind’’, o el tema funky blues "Steppin' Stone". 

Después de los próximos álbumes de la banda, Your Saving Grace (1969), Rock Love (1971), Recall The Beginning (1972) y Number 5 (1970), Miller hizo algunos cambios en la banda, fue a Los Ángeles y produjo su propio disco en 19 días, ese álbum fue ‘’The Joker’’. Sus próximos dos álbumes, Fly Like an Eagle (1976) y Book of Dreams (1977), ambos fueron multiplatino, y los éxitos que generaron se encuentran entre las canciones más reconocidas en la historia de la música pop. Golpe seguido se mantuvo publicando lo que parecía un flujo interminable de temas: "Take The Money And Run", "Rock'n Me", "Fly Like An Eagle", "Jet Airliner", "Jungle Love" y "Swingtown, " para nombrar unos pocos. En 1978, Capitol lanzó ‘’Greatest Hits 1974–78’’, que ha vendido más de 17 millones de copias en todo el mundo. Miller era conocido por hablar mal e incluso reírse de sus primeros trabajos mientras disfrutaba del brillo de sus muchos éxitos, pero a decir verdad, rara vez se acercó a la música reflexiva y pionera que hizo al principio de su carrera.

Cod: #1330

2 nov. 2018

George Harrison - Wonderwall Music (1968)

Pocas palabras puedan decirse hoy en día que ya no se hayan dicho de él, uno de los cuatro fantásticos, el tal vez más místicos de los cuatro, o por lo menos el que estaba pasando por su faceta más introspectiva al momento del lanzamiento del disco que presentaremos a continuación. George Harrison fue indudablemente un inquieto espíritu en busca de verdades espirituales y conexiones con aquellas espiritualidades que no siempre están disponibles en el fulgor del éxito. Su relación con la cultura oriental queda clara desde que conoció al Maharishi Mahesh Yogi y tras eso sus primeros acercamientos hacia los instrumentos indios, así como también hacia otra forma de concepción filosofica no convencional para el común de los habitantes del hemisferio occidental.

Lanzado en noviembre de 1968, Wonderwall Music de  George Harrison  fue el primer álbum en solitario lanzado por un miembro de The Beatles y el primer LP lanzado por Apple Records. La música fue creada como la banda sonora del largometraje debut del director Joe Massot,  Wonderwall Music, un álbum predominantemente instrumental, un tapiz intrincado y vibrante de música rock occidental y composiciones en un estilo clásico indio. 'Wonderwall' fue una especie de película hippie de los años 60 que trataba sobre un profesor solitario (Jack MacGowran) en un apartamento barato, quien pasa su tiempo observando a través de un agujero en la pared los sucesos del departamento de al lado, habitado por un joven fotógrafo y su novia modelo (Jane Birkin), con quien desarrolla una obsesión. 

El emprendimiento fue una gran oportunidad para que George desarrollara toda su fascinación acerca de la música tradicional de la India. "Tenía la libertad de hacer lo que quisiera", dice John Barham, amigo y arreglista. A George realmente le gustaban los sonidos indios y quería atraer a mucha gente. Agrega George: “Pensé: 'Les daré una antología de música india y, quién sabe, tal vez algunos hippies se emocionen con la música india ".

El primer paso que tomó George fue ver varias veces un corte de la película, tomando notas detalladas sobre las historias y escenas y decidir el tipo de música apropiado para cada uno. El proceso de creación fue realizado con diversos maestros de la música india que grabaron aisladamente fragmentos y secciones rítmicas que fueron dando vida a las ocurrencias e ingenios que George tenía de acuerdo con sus ideas previstas sobre las imágenes de la película.


También realizó varias sesiones con un grupo que George había conocido en Liverpool, The Remo Four: con Tony Ashton en teclados, Colin Manley en guitarra, Phil Rogers en bajo y Roy Dyke en batería. El proceso fue sencillo al crear la música única para las claves. "Nos sentábamos en un círculo y escuchábamos a George explicando lo que quería, a veces con una guitarra", recuerda Dyke. "Luego nos atascábamos un poco, se nos ocurría algo, y él decía: 'Sí, me gusta eso', y grabamos. Todo fue improvisado, nada escrito, todo muy rápido. Y fue una atmósfera tan cálida”. El grupo grabó en esta cita con el ingeniero Pete Bown, así como a finales de enero con la grabación de Ken Scott. 

George decide tener dos equipos de grabación, uno en Inglaterra en donde destacan la presencia de músicos como Eric Clapton o Peter Tork de The Monkees, registrados junto a otros en los estudios Abbey Road, mientas que un segundo grupo de músicos serian registrados en los estudios de EMI en Bombay. Estos músicos eran maestros en la música clásica india y fueron seleccionados por George quienes en precarias condiciones técnicas realizaron sus registros. Las canciones son en su mayoría piezas instrumentales grabadas entre noviembre de 1967 y febrero de 1968 en sesiones que tuvieron lugar en los Abbey Road Studios de Londres y en la ciudad india de Bombay.

La idea de George, además de crear una banda sonora, era traer a occidente los sonidos de oriente, promover los sonidos de la india, por lo que el álbum es un muestrarios de distintos trozos y fragmentos con sonidos típicos de la música clásica de la India, imbuidos y entremezclados con un espíritu experimental psicodélicos, por lo que también puede atraer al público hippie sediento de experimentación, que para ese entonces estaba (el movimiento hippie) en pleno auge por el gusto por lo experimental, lo exploratorio, lo spiritual, y en ese sentido la música de la India era un gran paramo donde situarse y obtener el goce místico tan esperado. Wonderwall Music presenta una extensa lista de piezas congruentes y otras desencajadas, que tal vez haya que tener en mente a la película para poder contextualizarlas y entenderlas, ubicarlas en su concepto primo. Presenta también una autentica fusión con rock, netamente psicodélica y aunada a raíces folklóricas indias.

Para la portada, George contactó a Bob Gill, un diseñador popular en Londres. "Vine a la oficina de The Beatles en Savile Row, y los cuatro me dijeron lo importante que era este proyecto, porque era el primer álbum de su nuevo sello, Apple", recuerda Gill. “Explicaron de qué se trataba la película, así que pensé que sería divertido erigir una barrera, una pared de ladrillo, que dividía la manga en dos. Luego puse a un hombre aburrido con un traje gris y un bombín en un lado, y en el otro una típica miniatura india ", con mujeres tentadoras bañándose en un estanque. El diseño original de Gill presentaba un sólido muro de ladrillos, del cual George luego solicitó que se quitara un solo ladrillo, para reflejar la propia situación del profesor.

Cod: #1329
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...