7 may. 2018

Blue Effect & Jazz Q Praha - Coniunctio (1970)

Este proyecto fue impulsado por dos bandas Checas (por aquel entonces era Checoslovaquia), la gente de The Blue Effect y la banda Jazz Q Praha: una ingeniosa combinación que daría impulso discográfico a Jazz Q Praha, siendo el primer lanzamiento en el que participarían; y a la vez consolidaría el camino progresivo y/o más experimental de The Blue Effect, ya que hasta ese momento dicha banda solo había publicado un disco pero orientado más hacia el rock psicodélico clásico, sin miras tan experimentales como en las que se implicarían en este nuevo emprendimiento.

‘’Coniunctio’’, grabado en el estudio Supraphon Dejvice, en Praga, en Marzo de 1970, es el producto de la sumatoria del esfuerzo de dos grandes bandas Checas de la época, la cuales aportan, desde su estilo, su impronta y sus características particulares: The Blue Effect nace en Praga, en 1968, dirigidos por el vocalista y guitarrista Radim Hladík, quien terminaría siendo un miembro constante del grupo durante la carrera inicial y durante dos décadas en adelante. Ellos provenían más bien del rock psicodélico y del blues rock, más adelante publicarían épicos trabajos progresivos, pero hasta entonces, 1970, aun no se habían encaminado en esas tierras, por lo que ahora lo podían aportar era rock psicodélico. Por su parte, Jazz Q Praha, se formó en 1964, creada y liderada por el pianista Martin Kratochvil. Ellos hasta entonces, desde mediados de los sesentas, se inspiraban en el free jazz norteamericano de finales de los 50, pero ahora se topaban con la escena rockera de finales de los 60s, con la cual haría buenas migas, proporcionando sus estilos más orientados hacia el jazz, free jazz y jazz fusión.

Este entrecruce de estilos da pie a la elaboración de un trabajo en el que se fusionan, como se dijo antes, el rock psicodélico, el free jazz y el jazz fusión. Solo cuarto composiciones componen el trabajo, de las que brota un sonido extraño e inesperado, un caos instrumental y una libre ejecución que se hace presente casi continuamente en el sonido, una combinación inesperada y audaz. Antes de apresurarnos en otorgarle algún calificativo puntual a la música es preferible comenzar destacando de que se trata de música rock elaborada con una concepción bastante libre en sus parámetros y su ejecución.

‘’Coniunctio I’’ es la primera pieza del disco, con un sonido que comienza con lo que pareciera algo de rock psicodélico, pero este totalmente desfigurado por la incalculable aplicación de solos, agregados instrumentales y efectos, que inundan el sonido y lo vuelven caótico. Esta pieza, siempre instrumental, comienza con lo que pareciera ser una forma de canción más convencional, pero el delirio sonoro no se hace esperar y de ese comienzo se desprende una extensa sesión de improvisaciones, que se divide que varias partes y que transita por varias intensidades, alcanzando esta los 19 minutos de duración. Allí se muestra la verdadera fusión de los estilos de ambas bandas, el intimo entrecruce: solos de teclados y guitarras eléctricas se hacen presentes en un delirio electrico, lo que luego deriva en partes internas donde el sonido se vuelva indiscriminadamente hacia el free jazz, con la aparición de un contrabajo y aplicaciones libres en piano.


En las siguientes dos piezas ocurre una particularidad, los estilos se dividen, en ‘’Navsteva U Tety Markety, Vypiti Salku Caje’’, la segunda pieza del disco, parecieran transitar por el rock psicodélico más propiamente dicho, siempre con un toque particular en lo instrumental, pero esta vez dentro del rock del estilo de The Blue Effect; un tema más sueva, con buenas bases eléctricas y solos de guitarra eléctrica. Es una agradable pieza instrumental de rock psicodélico que presenta un particular esmero en su elaboración, ya que transita por varias partes y secciones, no sé si podría llamársele progresiva, pero si se presenta lo suficientemente compleja. 

Ya en la tercera pieza, ‘’Asi Pujdem Se Psem Ven’’, pareciera que Jazz Q Praha tomara el control del sonido, porque esta vez se orientan pura y deliberadamente hacia el free jazz, sin excusas ni preámbulos; el contrabajo de fondo, las elocuencias del piano, los parafraseos constantes del saxo, las bases arrítmicas, todo nos da cuenta de los caminos musicales por lo que transitó Jazz Q Praha en sus orígenes. 

La cuarta pieza no se hace esperar, ‘’Coniunctio II’’, en la que la fusión reaparece con el mismo desparpajo y descontrol del comienzo, bases de rock eléctricas sumado a aplicaciones en flauta, donde el rock y el free jazz tiene otro intimo encuentro instrumental. El caos vuelve a surgir, casi como uno de los lemas principal que ha tenido el trabajo, que también ha sabido ser complejo y, dentro de la informalidad, también sofisticado. También aparece la idea del jazz-rock, pero en un sentido muy diferente al utilizado habitualmente. 

Es un álbum bastante arriesgado y ambicioso que seguramente no le guste a todos, no está predestinado para una audiencia fácilmente identificable, la fuerte aparición de free jazz puede desalentar a los amantes del rock más aventureros, del mismo modo, la electrificación casi omnipresente del sonido puede desencantar a los puristas del jazz, pero definitivamente se trata de una fusión de un impecable nivel, que vale la pena escuchar. Esta obra sería el auténtico punto de despegue de ambas bandas (aunque The Blue Effect ya habia publicado un disco), la presentación hacia un ámbito de rock experimental, con miras hacia el rock progresivo en el que se inmergiría The Blue Effect en sus futuras obras, y el jazz-fusion que exploraría Jazz Q Praha en sus futuros trabajos.

Cod: #1312

1 may. 2018

Hiromasa Susuki - Rock Joint Biwa / Kumikyoku Furukotofumi (1972)

A principio de los setentas, el pianista y compositor Hiromasa Susuki ideó y lideró el desarrollo de un proyecto musical denominado como Rock Joint, del que saldrían dos álbumes, en los que fusionaría jazz rock con música étnica. Hiromasa Susuki era apoyado esencialmente por su trio, constituido por él, además de Kunimitsu Inaba en bajo y Hideo Sekine en batería; aunque a estos se les sumó una buena cantidad de otros músicos participantes: Shiho Miyake encargado de ejecutar el Biwa, Akira Ishikawa en Wadaiko (instrumento percusivo japonés), Kiyoshi Sugimoto en guitarra eléctrica, Takehisa Suzuki en trompeta, Takeru Muraoka en saxo, Tadataka Nakazawa en trompeta, además de un cuarteto de músicos, indefinido, dedicado a instrumentos de cuerda.

Los músicos que trabajaron en torno a estos álbumes fueron esencialmente provenientes del ámbito del jazz, y el sonido final del proyecto tuvo ese fundamento principal, el jazz, o mejor dicho jazz fusión. Rock Joint se divide en dos álbumes, con estilos ligeramente diferentes: el primero, 'Rock Joint Biwa', se centró en el instrumento japonés biwa y la música oriental japonesa, mientras que el segundo 'Rock Joint Cither' se orientó alrededor de sitar y la música india.

Alguna confusión se produce a la hora de nombrar los discos, no está del todo claro si el trabajo fue acreditado bajo el nombre de Rock Joint, o bajo el nombre de Hiromasa Susuki, o bajo algún otro nombre. Por otra parte, los nombres de los discos también se prestan para cierta confusión, el nombre completo del primer disco de la serie es ‘’Rock Joint Biwa ~ Kumikyoku Furukotofumi‘’, el cual fue publicado en 1972. El segundo de ellos apareció en 1973, llamándose ‘’ Rock Joint Cither ~ Kumikyoku Silk Road’’. Las confusiones a la hora de los nombres se prestaron también por las diversas transcripciones de su idioma original japonés, que aparecieron en las diferentes reediciones posteriores.

El primer disco de este proyecto, el ya mencionado Rock Joint Biwa ~ Kumikyoku Furukotofumi,  presenta una serie de piezas que se fundamenta  principalmente en un sonido de jazz fusión, caracterizado por atascos que terminan derivando en su mayoría en improvisaciones de teclados y guitarras eléctricas. El sonido de este álbum da la impresión de tener todavía algún parentesco con la psicodelia, especialmente por los solos de guitarra con un sonido algo distorsionado, y que en alguna pieza, por ejemplo, utiliza el clásico wah wah. Aunque también parecen estar bajo la influencia de la fusión temprana, la fina destreza en la ejecución de los teclados y piano por parte de Susuki da prueba de esto, mientras que el resto de músico se esmera por seguir al pie de la letra el rigor compositivo y los detalles sutiles que componen las piezas.


Los temas parecieran estar caracterizados principalmente por una fórmula: introducciones, proseguidas por atascos improvisados, para luego concluir con algún arreglo terminante, lo que da fin a las piezas. Parece ser la formula típica del jazz fusión, proveniente del jazz propiamente dicho. Afortunadamente esto se corta con la sutileza de los arreglos, y la aparición del biwa que suma aun en la estética ‘’fusion’’ del sonido. Las bases rítmicas son muy acertadas, y dan un gran pie para las improvisaciones. La lista de temas está presentada de tal forma que se entremesclan piezas más bien ‘’rockeras’’, con algunas piezas ya más de un corte melódico, que contrarrestan muy bien con el sonido del disco.

El biwa pareciera no tener un lugar tan preponderante en el sonido de la obra, como se lo podría haber esperado de antemano por tratarse de un trabajo que, a priori, está dirigido conceptualmente alrededor de este instrumento y de su sonido; el titulo lo reclama: Rock Joint Biwa. Se hace presente especialmente en las introducciones de los temas, o también suele aparecer de fondo, como dando un toque étnico al comienzo de las piezas, pero no siendo tan fundamental para el sonido general. El trabajo también está supuestamente orientando a la música oriental japonesa, cosa que tampoco parece verse tan presente en el sonido general. Una salvedad podemos hacer con el último tema del disco, que directamente se trata de una sesión de música étnica japonesa donde lo único que se escucha es el biwa.

El nombre en el titulo correspondiente a ‘’Kumikyoku Furukotofumi’’, hace referencia al antiguo libro japonés Furukotofumi (también llamado Kojiki), el libro más antiguo que se conserva en Japón, y que supuestamente inspira a la conceptualización del sonido de este trabajo. Se trata de un antiguo libro, de sospechada procedencia, que contiene varios mitos y leyendas de Japón, acerca de la creación del mundo a manos de los kami (dioses) Izanagi e Izanami, y acerca de la historia de antiguos emperadores japoneses. El libro contiene además, la escritura de algunas canciones. Mientras que los registros históricos y los mitos están escritos en alguna forma de chino con una fuerte mezcla de elementos japoneses, las canciones están escritas con caracteres chinos usados para transmitir sólo los sonidos. Este peculiar uso de los caracteres chinos es llamado Manyogana, y se requiere un conocimiento de dicha especialidad para comprender las canciones. Están escritas en un dialecto de la zona de Yamato entre el siglo VII y el VIII, un idioma denominado Jōdai Nihongo.

Hiromasa SUZUKI continuaría grabando discos de jazz bajo su nombre o bajo su trío hasta su muerte en 2001, dejando una serie de discos publicados especialmente en la década de los 70s; también participando de algunas bandas sonoras y colaboraciones con las bandas Count Buffalos Rock Band, The Fredom Unity y Electro Keyboard Orchestra.

Cod: #1311
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...