12 jul 2019

Pandit Kanwar Sain Trikha - Three Sitar Pieces (1971)

Pandit Kanwar Sain Trikha  llegó a Londres desde India en 1964, después de haber estudiado el Sitar desde 1943, bajo la dirección del profesor Tey Bhan, Sangeetacharya, un músico de la corte de Cachemira. Ha actuado en concierto y en televisión en Gran Bretaña y en todo el Continente. Los principales intereses de Pandit Trikha se centraban en sus estudiantes en el Instituto de Música Oriental que fundó en Londres poco después de su llegada a Inglaterra.  

Pandit Trikha incursiona en su primer trabajo Three Sitar Pieces, originalmente lanzado por Mushroom Records, sello underground de Vic Keary, a principios de los 70. Mientras que Vic Keary estaba interesado en el reggae, Mushroom Records incursionó además en grabar un poco de todo. Conocido sobre todo por la gran variedad de productos psicodelicos, progresivos y ácidos, el LP de Pandit Kanwar Sain Trikha encaja a la perfección con sus compañeros del sello británico como Simon Finn, Chillum, Pierre Courbois, Jasper Van't Hof, Magic Carpet, Ravi Shankar, etc.

Pandit Kanwar Sain Trikha, conocido por sus habilidades afinadas en el Sitar, muestra su virtuosismo en Three Sitar Pieces, tres ragas (en realidad son cuatro, ya que viene un bonus de más en una reedición) en los que claramente el sitar es el interlocutor principal del sonido, el cual cuenta con poco acompañamiento, la percusión apenas se escucha de fondo en algunos momentos, siendo una pieza fundamentalmente para sitar. Contando con acompañamiento de Paul Burwell en tablas, un percusionista británico, influyente en los campos de la improvisación libre y el arte experimental.


En este álbum, Pandit Trikha no deja de demostrar su virtuosismo, canalizando su energía en ragas cuya característica es siempre exploratoria y cuasi improvisada (como todos los ragas), y que se va construyendo poco a poco en la medida en que avanzan las piezas; con un ritmo constante particular en su ejecución y una manera propiamente melódica, proveniente de su propia personalidad y su propia manera de ejecución, demostrando en cada no su virtuosismo versátil y rítmico.

Son piezas de gran nivel, que tal vez no estén a la altura de grandes del género como Ravi Shankar, pero que aun así demuestran virtuosismo, una virtud de constancia en la interpretación que se mantiene firme a lo largo de las ejecuciones y demuestra el tipo de misticismo cálido y rítmico propio del que se trata de manifestar en el sonido. Las piezas tienen un ritmo constante desde que comienzan hasta que terminan, lo que le da dinámica y una impronta propia al sonido.

Varios destellos rítmicos delicados, audaces, dulces o incluso cuestionantes, establecen el ambiente y, literalmente, emana una confianza y un logro supremos en su instrumento. Otra obra de música clásica hindú que llega a occidente a conquistar los oídos de por aquella época que estaban algo abiertos a las influencia hindúes, entusiasmados por la popularidad que había logrado la música de Ravi Shankar por estos lados del mundo.

Cod: #1361

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...