28 mar 2022

SBB - SBB (1974)


Este emprendimiento ofrece una dosis bastante alocada de un estilo progresivo, un disco grabado en vivo, con el rigor del vivo, el público enloquecido tras cada ejecución, y las ejecuciones mismas que van de entre atascos duros de rock que a su vez se convierten en progresivos en la medida que los mismos avanzan y transitan por distintas sutiles partes entre solos y algunos arreglos.

El acercamiento al estilo progresivo es todavía orgánico y prototípico para lo que serían los futuros lanzamiento de la banda mucho más sofisticados, pero de un comienzo ya saben marcar el rumbo y la identidad que los definiría como banda: la música instrumental, arreglos sofisticados, piezas extensas y creaciones ambiciosas, propia de una banda de excelsos ejecutantes. El disco funciona como un pastiche donde se unen muchas partes en un solo caldo de cultivo ecléctico y versátil, puede que la cohesión no sea del todo llamativa pero la realidad es que cada intervención de la banda es muy interesante y esto hace que el todo se suceda de forma entretenida.

En reediciones posteriores este disco fue dividido en varias partes de acuerdo a las piezas ejecutadas en el vivo, pero lo cierto es que el vinilo original venía con una pieza entera de alrededor de veinte minutos a cada lado del vinilo, sino cortes, con la grabación continua del momento.

El lado A comienza con un blues, un sonido ingenioso y sorpresivo que marca una sorpresa por la calidad del sonido blusero y el feeling que se logra, y también refleja la influencia de la que la banda supo beber, porque el blues también fue otro ingrediente en el caldo de cultivo progresivo de la década del 70. Ese mismo lado sigue con un atasco que se sucede entre arreglos distintos arreglos e intensidades dominadas específicamente por una guitarra eléctrica, comenzando por un momento más calmo y pasando por distintas partes, llegando a alcanzar momentos bastante ajetreados con mucha distorsión y ruido.

Ya por su parte, el lado B del vinilo comienza siguiendo por la línea trazada por la guitarra y las distintas ocurrencias que la misma puede ofrecer, obscureciéndose aún más y alcanzando momentos algo experimentales y hasta psicodélicos con distorsiones y acoples arrancadas del ampli y los pedales. A esto se le sucede una intervención de piano a la que inmediatamente se le suma la banda completa, para comenzar a construir una balada que se extiende hasta la mitad del track. El resto de la pieza se completa con una intervención progresiva con intervención de sintetizadores y buenos atascos instrumentes. El disco fue un gran éxito en Polonia y pronto se agotó.

Esta es una banda clásica e importante en su Polonia natal, importante en el progresivo de la época en Europa, además de ser una banda con cierta consideración en círculos progresivos universales, aunque bien podría tener una mejor reputación, sus discos lo ameritan. Sus influencias para este primer disco parecer ir por entre el jazz fusión, el blues, y el rock progresivos de bandas como Pink Floyd o Emerson, Lake & Palmer.

La banda fue formada por el compositor, tecladista, bajista y extrovertido vocalista Józef Skrzek, al que se le sumaron el joven pero hábil guitarrista Antymos Apostolis, y el extraordinario baterista Jerzy Piotrowski. El origen del grupo tuvo lugar como una banda soporte para acompañar al mitico músico

A finales del 1971, después de un año lleno de conciertos, la banda inició una fructífera cooperación con uno de los músicos y compositores polacos más importantes: Czeslaw Niemen. Durante un año y medio, la banda ‘’Niemen’’ estuvo de gira en Polonia, así como en Europa. Durante este período, SBB & NIEMEN grabaron tres discos progresivos aclamados por la crítica: "Marionetki" de 1972, "Strange is This World" de 1972, y "Ode to Venus" de 1973.

Cod: #1649

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...