20 mar 2022

Emerson, Lake & Palmer - Emerson, Lake & Palmer (1970)

Este sonido es toda una rama y una insignia distintiva dentro del prog inglés y dentro del prog universal, estando sus discos en las bateas de todas las disquerías que se jacten de saber de prog y multiplicándose sus publicaciones a lo largo de muchas ediciones de sus tantos discos publicados, muchos de ellos elementales para el desarrollo de la música rock progresiva. Aunque Emerson, Lake & Palmer no es fácil de escuchar, especialmente para quienes sean ajenos del prog. Sus composiciones, que son todas construcciones sonoras erguidas en base a progresiones académicas en Hammond y Moog, no son para cualquiera y por ende estos sonidos no se han logrado ubicar en el imaginario popular común tanto como otras bandas ‘’prog’’ de mejor acceso para las masas como Pink Floyd.

Emerson, Lake & Palmer toma su ser de la fusión de la música clásica con el rock, trayendo desde su compositor líder, el pianista Keith Emerson, todo un repertorio técnico de formación académica, nociones marcadas de jazz, vanguardismos, experimentaciones y armonías, para construir así una identidad propia y única, un sello distintivo que durante los año se ha mantenido en pie y sigue dando influencia y referencia en el género, un estilo y un sonido ineludible y universal.

Keith Emerson, como miembro fundador del grupo, impuso no todo su repertorio técnico y sus ocurrencia como adaptaciones de músicas clásicas y tradiciones al rock, sino que trajo, de su anterior experiencia con The Nice, todo un repertorio casi teatral con los que desarrollaba todo un acting de locuras y delirios en los conciertos en vivo, como clavar cuchillos en su órgano Hammond, tirarse al piso o saltar sobre su Hammond y tirárselo encima, para seguir así tocando sin dificultad alguna. Emerson venía desarrollando estas locuras con The Nice, su anterior banda, formada en 1967 y de influencia marcada también por la música clásica y las fusiones con rock, aunque también marcados por la influencia de la psicodelia del momento. 

Según el mismo Keith Emerson, esos frenetismos en los vivos fueron inspirados por su confeso ídolo Jimi Hendrix, quien evidentemente hacia usos de despliegues muy particulares en sus presentaciones, y por influencia de otro personaje, ya no tan conocido, apodado ‘’Don Shinn’’, quien propuso en la misma época algunos sonidos similares a los de The Nice, fusionando melodías clásicas a sonidos de rock impulsados teclados hammond, Emerson tomaría mucho de allí para inspirarse en sus sonido. 

Emerson declararía lo siguiente sobre estos asuntos: ‘’Don Shinn era un hombre de aspecto extraño, muy extraño. Tenía una gorra de colegial, gafas redondas ... Acababa de pasar por el Marquee cuando lo vi tocar ... El público era pura histérica .... Y me dije: '¿Quién es este tipo?' Había estado bebiendo whisky de una cucharilla y todo tipo de cosas ridículas. Tocó un arreglo del Concierto de Grieg, el Brandenburg y todo. Y realmente me inspiro... toco realmente bien y consiguió un sonido fantástico de la L-100. Luego se sacó un destornillador y comenzó a hacer ajustes mientras tocaba. Todo el mundo se moría de la risa. Lo vi y me dije: ''Espera un minuto! Ese tipo tiene algo ". Supongo que ver a Don Shinn hizo darme cuenta de lo que me gustaría hacer en escena. Él y Hendrix fueron las principales influencias sobre la forma en que desarrollé la puesta en escena en mi conciertos…".

En 1969, el Fillmore West fue la meca hippie de San Francisco, por donde pasaba la crema de la escena de la costa oeste, pero también la meca para visitantes británicos. El 12 de diciembre de ese año la banda inglesa The Nice, liderada por el tacladista estrella Keith Emerson, se presentó en el Fillmore West para el final de su gira por los Estados Unidos. Dos días después, el bajista y cantante Greg Lake estaba en el Fillmore junto a King Crimson, ambas bandas pioneras en la fusión del rock, jazz y música clásica. Para ese entonces ambos musicos ya eran reconocidos y destacaban por sus hazañas cada uno es sus respectivas bandas, pero tras bambalinas ambos ya estaban proyectando sus visiones en un proyecto venidero.

Tras su encuentro, ambos músicos congeniaron a la perfección y seis meses de la partida de sus respectivas bandas estaban ya en un proyecto propio, en busca además de un baterista que completara el trio de brillantes. El primero en ser sondeado por Mitch Mitchell de la Jimi Hendrix Experience, pero pronto empezó a sonar más fuertemente el nombre del Carl Palmer. Palmer venia de pasar por bandas como la Crazy World of Arthur Brown, y en ese momento estaba por terminar su paso por Atomic Rooster, grupo con el que tuvo un comienzo problemático pero del que no se quería ir tan rápidamente. Palmer Inicialmente se mostró reacio a renunciar. “No me uní a ELP de inmediato”, dijo. Finalmente, y gracias a la ayuda de su manager, logra salir de Atomic Rooster para unirse al trio de leyendas que pasaría a llamarse Emerson, Lake And Palmer.

La banda se fusionó durante los ensayos en el salón de una iglesia del oeste de Londres, antes de hacer su debut en el Guildhall de Plymouth el 23 de agosto de 1970, un calentamiento para una actuación grandiosa en la Isla Of Wight Festival seis días después. Mientras tanto, el trío había comenzado a trabajar en London's Advision Studios en su álbum debut, con Lake produciendo y la ingeniería de Eddie Offord, lanzado finalmente en Noviembre de 1970, bajo el nombre homónimo de ‘’Emerson, Lake And Palmer’’.

Los tres músicos del trio estaban a la misma altura y su primer disco fue una muestra de ello, repartiéndose las autorías del material publicado en el mismo. Este primer trabajo sería una de las mecas iniciáticas del progresivo, un trabajo temprano que marcó tendencia e influencia, aunque a menudo no se lo recuerda entre sus fans como su trabajo más destacado. El trio todavía ligado de alguna manera a los sonidos de la psicodélica, aplica por momentos distorsiones a los teclados y al bajo, alcanzando un sonido a veces sucio y ruidoso, estilo que congenia a la perfección con el virtuosismo de los ejecutantes, que se plasman en atascos y composiciones más que sofisticadas y de diversa manufactura progresiva.

Es un trabajo progresivo fino, con composiciones muy sofisticadas y ejecuciones que funcionan a la perfección las unas con las otras, generando un climax muy particular. La influencia del rock marca obviamente también a estas piezas, apareciendo algunos riffs, partes cantadas y estribillos, aunque estos se ven enriquecidos por las sofisticaciones aplicadas desde el tecladista Emerson que es también un pianista de concierto por momentos, Lake no solo un gran bajista sino también gran guitarrista aunque incluso en su rol de cantante sea como se destaque más en el disco, con su voz pristina y perfecta, y Palmer no queda atrás, siendo un percusionista completo y tan versátil para encontrar a las partes intrincadas y sinfónicas el golpe justo y perfecto a cada momento.

Una pieza destacada del disco es la extensa ‘’Take a Pebble’’, que cuenta con una forma heredada del hipismo y el rock psicodélico, el cual acostumbraba, por ejemplo Hendrix en sus presentaciones en vivo, a tocar canciones en su formato normal pero estirando el solo de guitarra para que funcionara en una extensa sesión de improvisaciones, una autentica zapada. ELP hace algo parecido en este tema, tocando una canción relativamente convencional, aunque al momento del solo estiran la cosa con una serie de tres secciones entre partes con piano, partes acústicas y más partes con teclas y atascos de la banda. La fusión es fina, compleja, la banda congenia a la perfección tocando cosas muy complejas con una soltura envidiable.

Estos eran los nuevos sonidos propuestos por las bandas de la época que comenzaban a despegarse del rock clásico y cada una presentaba su propia versión de esta nueva música creada a fundamente de fusiones y experimentos y que no puede ser ejecutada fácilmente por cualquier músico, ya que los creadores de estos discos generalmente eran virtuosos o talentosos creadores que ofrecían sonidos nunca antes oídos y ejecuciones propias de prodigios. El rock se había vuelto sofisticado, había recobrado un significado artístico muy profundo y de ellos surgieron prodigios artísticos como este.

Cod: #1646

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...