26 ene 2021

Salvatore Martirano - L's GA (1968)

Salvatore Martirano  fue uno de los primeros músicos en experimentar con la composición asistida por computadora, teniendo un impacto significativo en la vida musical estadounidense como compositor, maestro, constructor de instrumentos e intérprete. Nacido como Salvatore Giovanni Martirano, comenzó a tocar el piano a los cinco años. Al final de su adolescencia sirvió en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos como clarinetista de banda, y pasó los años 1946 y 1947 de gira con bandas de jazz. Posteriormente estudió: con Herbert Elwell en el Oberlin College (1947-1951), con Bernard Rogers en la Eastman School of Music (1952) y con Luigi Dallapiccola en el Conservatorio Cherubini de Florencia, Italia (1952-1954). Estos años vieron el surgimiento de las primeras composiciones importantes de Martirano, como  la ‘’twelve-tone Mass for double choir’’ (1952 - 1955).

Martirano pasó unos años más en Italia como miembro de la Academia Americana en Roma (1956-59). Composiciones de la época, como ‘’O, O, O, O, That Shakespeherian Rag’’ (1958), interpretada con frecuencia, lo encuentran incorporando estilos más populares (en este caso, combinando un conjunto instrumental similar al jazz con coro) en sus obras. El empleo de poesía y textos familiares en un entorno poco convencional también se convirtió en uno de sus sellos compositivos. En 1963 Martirano asumió el cargo de profesor de composición en la Universidad de Illinois, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1995. Fue allí donde Martirano comenzó a explorar la cinta y la música por computadora, produciendo su primer trabajo en computadora, ‘’123-456’’, en 1964. 

Su trabajo más notorio y controvertido fue ‘’L's GA’’ de 1968, una sátira multimedia (que incorpora películas y sonidos grabados) en la que un narrador, con una máscara de gas, recita el Discurso de Gettysburg de Abraham Lincoln mientras inhala helio. En esta obra convergen la sátira política, la experimentación absurda y grotesca, la electrónica concreta, el vanguardismo académico, algunas innovaciones con técnicas de cinta y de música por computadora, sumado a las influencias que el autor tenía con el jazz, el resultado es un controvertido sonido altamente experimental que se erige como un elemento altamente extraño, de una naturaleza muy particular y de un tipo único en su clase.

El trabajo se divide en dos partes las cuales se encuentras fragmentadas en los dos lados del vinilo original. El Lado A estaba ocupado por ‘’L's GA For Gassed-Masked Politico, Helium Bomb, And Two-Channel Tape’’, un delirio de alrededor de veinticuatro minutos con diversas partes que se continúan en un desenlace inesperado, comenzando con sonidos y quejidos de horror y continuando con el delirio mayor, la recitación del Discurso de Gettysburg de Abraham Lincoln con una máscara de gas inyectada con helio, una imagen retórica y simbólica típica del vanguardismo más contestatario y bizarro.


La segunda parte del trabajo está compuesta por dos piezas de entre diez y seis minutos cada una, en las que el autor vira el decurso de su estilo, siempre experimental pero abandonando completamente, para este lado del vinilo, la experimentación electrónica y el estilo concreto, para inmiscuirse en este caso en una experimentación con composiciones vanguardistas instrumentales de tipo de música clásica moderna, con el tipo de composiciones vanguardistas que rompe con los tradicionalismos del género, buscando una sonoridad discontinua con un uso marcado del silencio y del expresionismo de los ejecutantes, con un estilo similar al de la libre improvisación pero siendo perfectamente reglado y demarcado previamente.

‘’Ballad’’ es una de esas piezas del trabajo con ese estilo clásico vanguardista, pero esta contiene especialmente el condimento de una voz, pareciera negra, cantando algunas líneas, denotando el acercamiento hacia un estilo vanguardista de jazz, e incluso un acercamiento hacia el soul; esta pieza es todo un encuentro de estilos aunados por el vanguardismo y la búsqueda sin límites. El contraste en los estilos de las dos caras del trabajo es notable y demuestra la enorme versatilidad de un compositor experimentador vanguardista, con una notable formación clásica pero a la vez con la visión de innovación que lo llevaría a chocar con el tradicionalismo clásico. 

En 1969, Martirano estaba trabajando con músicos e ingenieros en la Universidad de Illinois para crear un nuevo instrumento musical electrónico. La construcción resultante fue el Sal-Mar, terminada en 1972, ha sido descrita como "la primera máquina de composición del mundo". Cuenta con 291 interruptores sensibles al tacto que son manipulados por un intérprete (generalmente el mismo Martirano), creando un complejo de sonidos musicales que se distribuyen a 24 parlantes separados. El sucesor más elaborado de la Construcción, el yahaSALmaMAC (construido en 1987 y 1988), combinó una computadora Macintosh, 25 sintetizadores, teclado MIDI y violín, y un software especial desarrollado por Martirano, Sound and Logic (o SAL). Este nuevo sistema fue creado para la improvisación musical en tiempo real, con artistas en vivo interactuando con la computadora a través del programa SAL.

Junto con su interés por la música por computadora, Martirano viajaba con frecuencia y trabajaba con bandas y grupos de improvisación. Tampoco dejó de componer para medios más convencionales: compuso música para los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles, y su última obra completa, Isabela (1993), fue compuesta para orquesta de cámara. Martirano murió en 1995 por complicaciones asociadas con ELA (enfermedad de Lou Gehrig).

Cod: #1527

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...