18 ene 2021

A Cid Symphony - A Cid Symphony (1967)

Esta fue otra de las tantas historias habidas por los años 60s en los Estados Unidos, una época donde los jóvenes hacían uso de la música de forma muy particular, uniéndose en comunas, experimentado con alucinógenos, creando fusiones y nuevas formas artísticas, además de manifestar cierto altruismo entre los congéneres de su tiempo, lo que hacía que florecieran diversos emprendimientos musicales de todo tipo y todo calibre. Entre las entrañas de la música de la contracultura se encuentran un sin fin de trabajos que, saliéndose de mainstream comercial, se erigían como piezas únicas de expresión artística autentica, con la finalidad única de congeniar con su entorno, viviendo contra la sociedad de consumo y tomando a la experimentación como u medio creativo propio.

A Cid Symphony fue un colectivo de jóvenes músicos centrados en las figuras de Ernie Fischbach y Charles Ewing. Todo se originó en 1966 cuando otro joven entusiasta, Dustin Mark Miller, reclutó a su viejo amigo y vecino Charles Ewing, a quien conocía desde el jardín de infancia, y a Ernie Fischbach, para iniciar un grupo musical alineado con las visiones y formas de vida de los jóvenes de la época e inspirados por la filosofía de la comunidad The Diggers (una comunidad de corte contracultural estadounidense de San Francisco, California, activa entre 1966 y 1968).

Ewing era un ávido aficionado a la guitarra flamenca, y había conocido a Fischbach mientras los dos estudiaban juntos en la escuela de posgrado en Cal State Long Beach. Los dos compartían la pasión por la música, y Ewing pronto descubrió que Fischbach podía tocar cualquier instrumento con cuerdas, así como la batería y la armónica. El trío convergió en Los Ángeles y nació A Cid (originalmente Acid) Symphony. Al principio de la génesis de la banda, Fischbach se casó con la modelo adolescente Deborah Cleall, quien rápidamente se convirtió en parte del grupo, que, más como un colectivo, pronto se convirtió en un grupo suelto de amigos nómadas, una familia, una tribu. John Goeckermann y Tom Harris a menudo agregaron sus habilidades de percusión, y David Goines también contribuyó. 

De acuerdo con los principios de Digger, la banda organizaba conciertos gratuitos en los que daban de comer a todos los que se presentaban. El columnista de música de San Francisco Ralph J. Gleason presentó a Miller a Max Weiss de Fantasy Records. Weiss permitió que la banda usara los estudios de Fantasy, y grabaron y lanzaron su primer y único disco, un triple LP homónimo, en 1967, publicado por el sello Thermal Flash Music de Denise Kaufman, un Merry Prankster original.

Sin dudas este disco se sale de los surcos convencionales y ataca directamente a muchas instituciones de los musical, como las formas populares y la forma de canción, incluso, el disco abre con poco más de un minuto de canto y de una armónica country, lo que es continuado con un segundo track de treintaicinco segundos de silencio, lo que es seguido por un tercer track de catorce minutos de duración con un improvisación acústica tipo folk con mucha reminiscencias místicas tipo raga; todo un comienzo inesperado que se sale de molde y propone esas tan valiosas nuevas formas en las que uno puede experimentar la escucha de nuevos sonidos y nuevas estructuras para desembarazarse un poco de esa forma de las formas de la música popular que tanto nos han marcado en nuestras apreciaciones sobre la música. Ese inspesperado comienzo es un reflejo de lo que es todo el disco, una aventura por diversas trazas de diversos estilos convergiendo en un mismo vergel hippie.

En este disco es posible encontrarse con una paleta creativa muy variada, partiendo desde la música acústica, en su mayoría instrumental, que es la que caracteriza todo el cuerpo sonoro del trabajo, a partir de allí, desde las guitarra acústicas, surgen las diversas propuestas y estilos por los que transitan, hay muchos momentos para las sesiones instrumentales tipo folk con un acercamiento muy considerable a los raga y la música hindú, con las clásicas formas estructurales tomadas del raga, o sea expresadas en extensas sesiones improvisadas con aire místico; aunque desde mitad del trabajo en adelante comienzan a transitar por otras variantes, aparece el blues, aparece el flamenco, o por lo menos un intento de ello, aparece el folk acústico cantado, aparece el country, e incluso, hacia el final del trabajo, aparece algo de experimentación vanguardista.

Sin duda la idiosincrasia con la que fue creado este trabajo estaba embebida en la dialéctica política/filosófica contracultural de la época, eso se puede apreciar desde el hecho de que a música es notablemente inesperada, rompe con muchos estándares siendo tan experimental y atípica, y también se puede apreciar ese ambiente político en algunas grabaciones de charlas y diálogos que aparecen en algunos tracks finales del trabajo, con las típicas discusiones de la época sobre derechos, política, humanismo, e incluso hay un dialogo sobre el aborto.

Este es todo un trabajo inusual que comprende un sinfín de diversos estilos y diversos experimentos, publicados en un LP triple con discos de colores (amarillo, violenta y verde) y con "canciones" sin nombre de corte totalmente atípico. A finales de los 60s, después de tres años juntos, A Cid Symphony se disolvió en su mayor parte como una entidad musical colectiva. Las familias de Miller y Ewing, sin embargo, continuaron viviendo en comunidad durante las siguientes dos décadas.

Cod: #1521

2 comentarios:

  1. This is what I love about this blog, I always find total psychedelic discoveries that I never knew about.
    This album is incredible and it just goes to show that there was so many psychedelic albums released in the late sixties and no matter how much you think you have heard, chances are it's about 10% of what is actually available.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...