10 may. 2015

John McLaughlin - Devotion (1970)

Alguna vez publicamos el primer trabajo de John McLaughlin, ahora les acercamos el segundo, su segundo trabajo, también atípico y llamativo como el primero, y como todo lo que ha lanzado este formidable guitarrista. 

John McLaughlin (nacido el 4 de Enero de 1942, Doncaster, Reino Unido, también conocido como Mahavishnu John McLaughlin, es un guitarrista, bandleader y compositor proveniente del movimiento originado en los 70 llamado jazz-fusión o jazz-rock. Aunque, su aporte musical trasciende los géneros y las culturas, siendo pionero en movimientos de integración del jazz con la música del Norte y el Sur de la India (Shakti), con el Flamenco (Guitar Trio), con el rock (primero con Miles Davis en "In a Silent Way" y "Bitches Brew" y desde la década del 70 en adelante con sus grupos "Mahavishnu Orchestra", "The Heart of Things", "Five Pece Band" y actualmente "John McLaughlin y la 4ta Dimension") y con la música clásica (en su "Concierto para guitarra y orquesta" y en el disco "Thieves and Poets").

McLaughlin se trasladó a Londres desde Yorkshire para involucrarse a en la escena próspera de música de los inicios de los 60, comenzando con The Marzipan Twisters, después estuvo con Georgie Fame's backing band, en la banda de Brian Auger, y por fin con Graham Bond Quartet en 1963. Durante toda esta época, a menudo tuvo que soportar largas sesiones de trabajo, con lo que no estaba muy conforme, pero consiguió mejorar su modo de tocar y sus habilidades de ejecución.

Antes de trasladarse a USA, McLaughlin lanzo su trabajo ‘’Extrapolation’’, su álbum debut, su primer álbum como líder,  único álbum que grabó antes de unirse a Miles, el cual suena tan fresco hoy como sonaba allá por 1969. Un trabajo de jazz grabado en Advision Studios, en Londres, el 18 de enero de 1969 y primero lanzado a finales de ese año por Giorgio Gomelsky's Marmalade Records.

Luego de lanzar su primer disco, viaja a EEUU y se una a la banda de Miles Davis, con la cual participa de la grabación de la grabación de ‘’Bitches Brew’’. Durante esa época y los 70s, participa de la grabación, como colaboración, de un sinfín de disco, entre ellos ‘’Things We Like’’, un trabajo de jazz liderado por Jack Bruce.

En este mismo año, 1970, lanza su segundo disco como solista, grabado poco después de su salida de la banda de Miles Davis, y antes de formar la Mahavishnu Orchestra. Para ello forma una banda eventual, con muy buenos músicos para la grabación, estarían Buddy Miles (baterista de Hendrix) en la batería, el tecladista norteamericano Larry Young en órganos y piano eléctrico, y el bajista norteamericano Eddie Wilbur, en bajo justamente.

Empujado por los estilos que se desarrollaban en la época, McLaughlin elabora un trabajo con ese sonido ambiente del momento, psicodelico y meramente fusionado, trayendo a colación sus tremendos atributos en guitarra, su bestial y aplastante técnica, su virtuosismo, y poniéndolo a la orden de un sonido casi embrionario, primario, casi como si fuera un sonido prototípico del mismo guitarrista, en el cual él mismo se estaría gestando, en su propio jugo fusión, expandiéndose, como en un paso previo, antes de llegar a alcanzar y hacer lo que haría más adelante, sus tremendos trabajos con la Mahavishnu.


En el primer disco hizo algo de jazz, y en este disco trajo ese jazz y lo fusionó con psicodelia, no se trata de jazz psicodélico, sino de una fusión más esmerada, un enjambre psicodélico que pareciera haber sido grabado en una jam session, ya que los temas surgen todos muy de improvisto, sin un orden o estructura formal, sino más bien, al contrario, son zapadas en las que van transitando todo estilo que se les vaya ocurriendo, blues, rock, algo de jazz rock, rock latino, todo en un envase netamente psicodélico, y con la guitarra de McLaughlin bien cargada de distorsión, es un disco que , pese a no ser hard, es sin duda muy heavy, por dicho sonido de la guitarra y por la potencia que vuelca en los solos. 

Pareciera una típica sesión de estudio de Jimi Hendrix, piezas netamente improvisadas, con una guitarra que denota su tremenda habilidad, muy blusera y cargada de fuzz, con muchos cambios e improvisaciones, y con un hammond rellenando al fondo, si me hubiesen disco que en realidad esta grabación se trataba de una sesión de estudio de Hendrix, tranquilamente podría haberlo creído.

El sonido está volcado hacia un lado un tanto meloso y algo misterioso, cambiante, frenético, muy improvisado, se trata de un sonido muy particular, una fusión muy personas desarrollada por McLaughlin, quien combina elementos exquisitos y, por supuesto, el resultado es también exquisito, muy bueno.

Luego llegaría unos de sus puntos culmines de su carrera, crearía su banda eléctrica, su Mahavishnu Orchestra, explotando todo su estilo técnicamente virtuoso y complejo, con el cual que fusionó jazz eléctrico  con rock progresivo, junto a otros sonidos como ciertas influencias indias, acaparando la mayor atención e influencia dentro del ambiente fusion, siendo uno de los puntos mas altos de referencia del genero.

En 2010 el guitarrista Jeff Beck llamó "el mejor guitarrista vivo". El indio  maestro de tabla, Zakir Hussain lo ha llamado "uno de los más grandes y uno de los músicos importantes de nuestros tiempos", y no han errado, se trata de un guitarrista alucinante, experimental, con un despliegue tremendo de técnica y fusiones, y un sinfín de trabajo lanzados, en los cuales transita, como hemos disco, por incontable cantidad de géneros, sub géneros, fusiones, estilos, sin duda se trata de uno de los guitarristas mas importantes de la era rock, y aquí lo estamos celebrando con su segundo disco. Ya habrá mas tiempo para sus otros trabajos, por ahora disfruten de ‘’Devotion’’.

Cod: #1034

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...