3 sept 2021

Jan Garbarek Quartet - Afric Pepperbird (1970)

Jan Garbarek es un saxofonista noruego descubierto e impulsado por Geroge Russell, compositor quien había ido a Escandinavia a relanzar su carrera hacia mediados de la década de los 60s, viaje que lo terminaría encontrando como docente y creador de shows y discos de jazz vanguardista. Garbarek no solo participó de algunos de esos discos y eventos sino que también recibió el apoyo artístico de Russell en sus primeros lanzamientos discográficos, como lo fue en ''The Esoteric Circle'' de 1970, donde también participaron otros músicos escandinavos como Jon Christensen y Terje Rypdal, también impulsados por Russell. Garbarek ya había dado destellos de su personalidad como vanguardista en su lanzamiento ‘’Til Vigdis’’ de 1967 para trio y cuarteto, pero fueron dichas experiencias junto a Russell las que acrecentaron en él sus visiones y parámetros de lo que era la vanguardia y lo impulsaron a emprender nuevos proyectos y lanzamientos.

En 1970 llegaría su segundo trabajo como líder, el ‘’Afric Pepperbird’’ grabado por un cuarteto liderado por Garbarek, e integrado por viejos amigos de la escena como lo eran Terje Rypdal en guitarra, Arild Andersen en contrabajo y Jon Christensen en batería, una formación de notables caballeros de la vanguardia escandinava que ya nomás al comienzo de su carrera no dudaban en inmiscuirse en fuertes dosis de experimentación desde sus respectivos trabajos solistas, en los cuales se apoyaban entre sí como en una escena de vanguardia auto sustentada.

Este sonido es de una vanguardia elegante, una innovación de punta dentro del vanguardismo europeo made in Escandinavia, con ejecutantes de lujo y en consecuencia una experiencia enriquecedora para cualquier buscador de vanguardias en el jazz. Ya nomás desde el comienzo el álbum presenta sus múltiples facetas dentro del vanguardismo, con un acercamiento a la libre ejecución al comenzar el disco con ‘’Skarabee’’, continuando con un una interesante amalgama de contrabajo en ‘’Mah-Jong’’, para luego continuar con un extenso atasco modal en ‘’Beast Of Kommodo’’ en el que brilla Garbarek en saxo y dónde sacan a relucir su gusto por la influencia de los vanguardismos de George Russell, pero en una versión con aires de free jazz.

En realidad se puede apreciar la influencia directa de los vanguardismos de George Russell sobre muchos aspectos de este sonido, desde las líneas modales del contrabajo, hasta las fusiones exóticas, o el sabor prototípico de un fusión que no termina de ser tan rockero pero que traza puentes hacia modos que rozan con el estilo. Esta influencia aparece reflejada también en la cuarta pieza ‘’Blow Away Zone’’ con esas típicas tramas melódicas contrapuestas al ritmo con las que se abre la pieza y que se encuentran tan característicamente en muchos trabajos de Russell.

Por otro lado, el disco se encuentra estrechamente ligado el free jazz, género con el que Garbarek había comenzado en su primer disco pero que en esta ocasión reformulaba, ya no tan bajo la influencia del jazz negro sino ya más maduro y reinterpretado a la europea. Por aquel entonces Terje Rypdal también era un joven que comenzaba a dar sus primeras muestras de personalidad vanguardista, y aunque quizás en este disco no se presente tan protagonista aun así se puede ver destellos de su estilo, especialmente en la pieza homónima ‘’Afric Pepperbird’’, donde participa con algunos efectos en su guitarra eléctrica y algunas aplicaciones también surgidas de su técnica tan propia.

El sonido no está tan ligado a lo ‘’africano’’ como se podría llegar a deducir del nombre del disco, no aparece una fusión con música africana típica, y lo más cerca que se llega en el intento se hace presente en la participación de algunos instrumentos como la marimba o en otros eventuales momentos que no funcionan como fusión pero que por lo menos dejan ese sabor exótico en el aire. Para esa altura estos músicos todavía estaban dando sus primeros pasos en el terreno de la vanguardia y se puede apreciar el estilo prototípico de su desarrollo. Aun así se trata de un sonido de punta que se encuentra entre lo más destacado de la carrera de Garbarek, aun ligado a terrenos orgánicos rústicos donde terminaban de desaparecer las breves influencias sobre su estilo del jazz negro y el fusión de principio de década, antes de sumergirse en la estética ECM.

Cod: #1589

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...