28 oct 2021

Pekka Airaksinen - One Point Music (1972)

El finlandés Pekka Airaksinen, además de ser conocido por ser uno de los miembros fundadores del controversial grupo The Sperm en 1967, la cual fue su primera banda. Los conciertos del grupo presentaban artes escénicas de confrontación, lo que resultó en el arresto de dos miembros por simular relaciones sexuales y proyectar películas pornográficas. Tras la ruptura de The Sperm a principios de la década de 1970, Airaksinen se volvió hacia el budismo y dejó de hacer música. Comenzó a coleccionar arte tibetano y fundó Tibet Art Center en Loimaa.

Pero antes de dejar eventualmente la música publica, en 1972, su primer disco solista, ‘’One Point Music’’, ya mostrando alguna reminiscencia temprana a la espiritualidad y a búsqueda aurea pero aun estando totalmente ligado al mundo de la experimentación, la electrónica, el vanguardismo y con su aun espíritu rupturista contestatario que lo llevó a manifestarse al comienzo de su carrera y que hasta entonces todavía se mantenía.

‘’One Point Music’’ es una colección arremetidas experimentales que funcionan en el ámbito de la electrónica experimental ligada al vanguardismo y las búsquedas electroacústicas, siendo todo el trabajo un conjunto de grabaciones realizadas durante diferentes momentos y años, lo que da como evidente resultado el carácter de amplitud que hay en las diferentes propuestas, aunque también el sonido está armonizado en una misma propuesta, por lo que todo parece funcionar bajo una misma aura de perversión.

El trabajo parece tener un valor de fetiche dentro del ambiente, por el carácter tan peculiar de la propuesta al no pertenecer necesariamente a un movimiento. Es un experimento muy personalista en el que el creador manifiesta sin resquemor sus ocurrencias y todo se desarrolla en esa aura, hay momentos de todo tipo con quejidos, ruidos y arremetidas diversas, acoples, quehaceres sonoros filtrados bajo extraños momentos aurales, inventos sonoros, etc.

También hay algunas ejecuciones de instrumentos como slides de guitarra o percusiones indefinidas, que suman al caldo de cultivo que es toda la propuesta y a la variedad de la misma en las diferentes piezas. Pareciera estar emparentado a la música concreta, al arte libre, a concepciones de creación que no tienen que ver con la música tradicional o popular sino más bien con maneras de concepción propias del autor y que tienen lugar en pequeños eventos de significancia creativa sumado a las ocurrencias que puedan ir surgiendo en el intento. 

Las siguientes son palabras de un pianista llamado Ilpo Saunio que aparecen en la cotraportada del vinilo original:

''Visto externamente, las composiciones de Pekka Airaksinen no son inusuales ni nada excepcionalmente brillante que lo eleve por encima de sus contemporáneos: personas como Pierre Schaeffer, Luc Ferrari, Luciano Berio, Gottfried Michael Kénig, Karheinz Stockhausen, Yannis Xenakis, John Cage, solo por mencionar algunos. Visto musicológicamente, sus composiciones se basan en una escuela de música concreta parisina de los años 40, también influenciada por la profundidad estética de las cintas antitradicionales que nacieron en un estudio de KoIn en los años 50. Su música también está desarrollando un mecanismo paralelo de repetición, iniciado por Terry Riley en los años 60, el mismo estilo también común en las pinturas de Andy Warhols. Las composiciones también desodorizan (sic) el realismo cotidiano de John Cage.

La autosuficiencia en las producciones de P. Airaksinen se expresa de manera concreta. Es una de las primeras personas en demostrar que no se necesitan necesariamente miles de marcos en equipo musical para producir música electrónica. Airaksinen trabaja con equipos que están disponibles para casi todos, como televisores o lavadoras. Mirando hacia atrás en el concepto de apertura artística que Lindsten mencionó anteriormente, lo nuevo que se esconde detrás de la música de P. Airaksinen cobra vida como una paradoja del micromundo. Hoy la física, además del macro mundo, está familiarizada con los micro y mega mundos, que no obedecen las leyes básicas de la física o la mecánica. Además, el mundo biológico también se puede dividir en el mismo tipo de sistemas: la sociedad es una especie de segundo mundo de multiplicidad / orden que obedece a las leyes de la cibertecnología y, en consecuencia, el sistema nervioso humano es capaz de formar un microsistema propio, cuyo comportamiento no obedece a la lógica humana como macro-ser.

Escuchar música de Sisyfos abre las puertas al micro mundo del ser humano al igual que los sueños, algunas sustancias químicas o la intuición del artista. El famoso Gesang der Junglinge de Stockhausens del año 1955 consta de 11 elementos musicales diferentes y 6 texturas creativas. Estos ingredientes se manipularon de acuerdo con ciertas sistemáticas, y el resultado fue finalmente una composición. En la obra de P. Airaksinen, el término "componer" se vuelve irrelevante, pero de todos modos, permanece como música. La música de Sisyfos no obedece a las mismas leyes que “Tapiola” compuesta por Sibelius, de hecho no obedece ninguna ley conocida en el micromundo humano. Se podría afirmar que la materia crea una forma por sí misma y el espacio entre estos dos estados se está deslizando, de la misma manera que con el dualismo en las partículas fundamentales del micromundo.

El carácter distintivo de la música de P. Airaksinen se expresa en la composición "Sadetta" en la que se colocó el micrófono bajo la lluvia. Lo más característico de este disco es que está más relacionado con la noche que con el día. La pista "Mooning" se creó, por ejemplo, durante la noche; Por tanto, el compositor afirma que su relación con la música y la creación cambia durante la noche.''

Cod:  #1615

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...