23 oct 2021

Master Wilburn Burchette - Psychic Meditation Music (1974)

Wilburn Burchette fue un extraño personaje del under de California, autoproclamado maestro espiritual, y un artista que utilizó a su música y reflejó en la misma todo el mundo místico que poseía y pretendía transmitir, por lo que básicamente toda su música fue creada en base a las experiencias místicas y la meditación, ofreciendo al oyente un sonido relajado y en el cual es fácil perderse debido a que el mismo fue creado para ofrecer un momento de sobrecogimiento y meditación silenciosa, que a su vez es guiada por la música existencialista del autor. No es una música de recreación, divertimento ni mucho menos, es una música creada exclusivamente para ofrecer un espacio de meditación al oyente, suscitando un terreno fértil de experiencias, momentos sin nombre y encuentro con otras realidades. 

Desde apenas los doce años, Burchette había estado deslumbrado por lo parapsicológico, pasando tanto tiempo leyendo libros sobre los fundamentos del misticismo tibetano como practicando la guitarra, cuyas vibraciones usaba para crear imágenes y patrones tonales. Después de un tiempo dedicado a enseñar guitarra clásica, el maestro Wilburn Burchette usó sus habilidades en guitarra y las combinó con su fascinación y conocimientos por el misticismo para crear una música que unía estos dos polos, unificándolos en una sola experiencia.

El autor fue conocido por primera vez por sus anuncios, escondidos en las últimas páginas de revistas como Fate Magazine, Beyond Reality y Gnostica News. Ofrecía en oferta el “Curso de meditación psíquica”, diseñado para enseñar a las personas a escuchar música y a meditar. Para acompañar sus lecciones, Burchette vendía una serie de discos con su música, diseñada a acompañar la experiencia del curso, discos con diseños de portadas ornamentados con dibujos a mano, y música especializada para la ocasión. Burchette lanzó siete álbumes en los siete años que abarcan desde 1971 hasta 1977, todo rondado el mismo tipo de música cósmica, psicodélica, meditativa y ritual.

Sus primeros trabajos consistieron en la música acústica instrumental que el autor creó, en base a patrones de ejecución e inventos acústicos con aires siempre místicos, pero para su álbum ‘’Psychic Meditation Music’’ de 1974 su música cambiaría hacia otra propuesta, la electrónica, aunque sin salirse nunca de ese horizonte de eventos místicos que ofrecía con su estilo y que no dejaría atrás en sus discos pese al cambio de sonido.

Es un estilo electrónico también meditativo que sigue ofreciéndose como base para experiencias y meditaciones, no cerca del estilo de space o del krautrock, ni de los vanguardismos, es más bien un invento de estilo propio donde el autor crea su propio sonido mediante la libre ejecución e interrelación de sintetizadores sonando a la vez, creando así un campo abierto que propicia la libre relación y vislumbramiento del viaje interno.

Las siguientes son unas palabras que aparecían al reverso del vinilo original de época, tanto una introducción como unas instrucciones de uso de la música del disco con meditación:

''Este fantástico disco estéreo, ofrece una orquesta completa de instrumentos sintetizados de forma conjunta para crear una música transcedental para la meditación profunda. El trabajo está basado en los siete chakras o centros de conciencia espiritual del yoga, y se presenta en dos partes ininterrumpidas, 'Yin' y 'Yang'. 

Yin cubre los 4 primeros chakras empezando por el centro base de Muladhara. Aquí se despiertan fuerzas psíquicas vitales para que fluyan hasta la parte superior del cerebro. A continuación está el chakra denominado Svadhisthana situado ligeramente encima del Muladhara y es el centro de la creación. El tercer chakra es Manipura donde se sienten las sensaciones instintivas. Este centro está ubicado en el plexo solar. El clímax de 'Yin' llega en el centro del corazón denominado Anahata, este es el centro del yo cósmico que origina una sensación suprema de felicidad y bienestar.

Yang comienza en el quinto centro de Vishuddha que se encuentra en el área de la garganta. Una vez más, las fuerzas psíquicas se recogen para su flujo ascendente final. A continuación, está el Ajna Chakra que está entre las cejas, este es el centro de la mente, el sensorio. "Yang" alcanza el clímax en el Chakra superior del cerebro llamado Sahasrara o el Loto de los Mil Pétalos. Este es el centro supremo de la Conciencia Trascendental.

INSTRUCCIONES por el maestro Wilburn Burchette

Antes de escuchar la música, le sugerimos que se tome cinco minutos para relajar completamente el cuerpo y la mente (para aquellos que estén familiarizados con mi curso de Meditación Psíquica, consulte la Lección Cuatro). Siéntese en una silla cómoda o puede usar la posición de loto de los yoguis. Debe estar en una posición completamente relajada con los ojos cerrados. Ahora, permita que las aguas fangosas tanto del cuerpo como de la mente se asienten. Vacíe el cuerpo de todo control consciente, esfuerzo y tensión. El método más sencillo es observar mentalmente cada parte de su cuerpo. Empiece con los pies y trabaje lentamente hacia arriba. Reconozca para sí mismo: | relajar completamente mis pies, | relajar completamente mis piernas. Continúe este proceso lenta y deliberadamente por todo el cuerpo. Asegúrese de que cada parte de su cuerpo está libre de tensión y completamente relajada. Una vez que haya logrado esto, reconozca que su cuerpo permanecerá relajado incluso mientras se mueve para comenzar la música. Sería mejor tener el fonógrafo a mano para que se necesite muy poco movimiento para iniciar la música.

Además, recomendamos encarecidamente el uso de auriculares estéreo. Tienen dos ventajas muy distintas sobre los altavoces: eliminan las distracciones no deseadas y saturan su ser con vibraciones. Sin embargo, si no tiene auriculares estéreo, los altavoces funcionarán muy bien. Cuando comience la música, reanude su postura meditativa y relájese por completo. Lo mejor que pueda, elimine todo pensamiento consciente. Permita que su mente se relaje y se quede en blanco. Observe y tome conciencia de la música como un flujo de sentimiento puro. Permita que la música lo toque para que pueda sentir y tomar conciencia. Deje que penetre en tu Ser Psíquico, NO ESCUCHE LA MÚSICA, SIENTALA. Siente lo que escuchas y el universo dirá su nombre.''

Cod: #1612

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...