6 ago 2021

Dreamies ‎- Auralgraphic Entertainment (1974)

Esta esta una experiencia electroacústica, un viaje por y para la mente, toda una experiencia creada en base a música acústica, efectos electrónicos, y un collage enorme de sonidos y voces extraidas de televisión y radio que refleja la típica idiosincrasia social, política y cultural del EEUU de la época, con las típicas controversias y militancias del momento. En la portada del disco hay un slogan escrito que dice: ‘’Dreamies te provee una nueva forma de entretenimiento personal, un espléndido tiempo es garantizado para todos’’, lo que refleja que el disco es un intento de presentar un nueva forma de entretenimiento, una búsqueda de innovar en el entretenimiento plasmada desde la experimentación como forma de generar una alteración en la psique, en la mente, una experiencia atrapante por sus extravagancia sonora que intenta alucinar con sus sonidos y música hipnotica.

El álbum consta de dos extensas pistas (originalmente una a cada lado del disco) llamadas "Programa 10" y "Programa 11", una referencia a la "Revolución # 9" de los Beatles. Estas piezas son viajes por tierras más que experimentales, que comienzan en ambientes electroacústicos pero que poco a poco se van sumergiendo cada vez más, conforme avanza el sonido, en momentos de mayor desconcierto y experimentación.Es música inspirada por los vanguardismos, lo que queda reflejado en el disturbio que muchas veces implica esta música, con su carga política implícita y la extravagancia total, el desconcierto como forma de arte y de música, un collage de canciones interpretadas en guitarra acústica y sintetizador (Moog Sonic Six).

Se podría tender un puente desde este disco hacia otro de muy similares característica, como lo es el ‘’Golem’’ del grupo alemán Sand, en cuanto a que ambos se sustentan en composiciones acústicas combinadas con música electrónicas de sintetizador, músicas de desconcierto, aunque ‘’Auralgraphic Entertainment’’ es un experimento más de vanguardia, sonidos mesclados en forma de pastiche y viaje de ensueño, y no tanto de experimentación kosmica como dicho trabajo alemán.

William Holt fue el creador de esta obra, un empleado que trabajaba para una empresa de Fortune 500 con esposa e hijo, pero que de pronto abandona su empleo, compra una guitarra acústica, un sintetizador y una grabadora TEAC de 4 pistas y se interna en el sótano de su casa a crear música experimental, pasando los siguientes 18 meses trabajando en ello. 

Muestras de discursos de John F. Kennedy, referencias a la guerra, sampleos varios y referencias a la música de los Beatles con pequeñas muestras tomadas de sus discos, sin duda un disco con un trasfondo social muy fuerte, reflejando la era post psicodélica, la electrónica temprana y el proto-sampleo. El matrimonio perfecto entre psicodelia, pop y sonidos experimentales. Hacia el último cuarto del álbum, las composiciones acústicas se disuelven en la atmosfera y solo queda la experimentación electrónica propiamente dicha, incrementándose la extravagancia, con ambientes densos, diversos efectos electrónicos que se combinan con más charlas y ruidos hogareños.

"Dreamies" es un término acuñado por Isaac Asimov en 1955 en un cuento llamado "Dreaming is a Private Thing". Se refiere a secuencias de sueños fabricadas. Holt se inspiró en gran medida en el collage de sonido “Revolution # 9” de The Beatles y vio que su propio trabajo retomaba ese hilo, de ahí los números de cada pieza. También estaba claramente influenciado por las piezas de "Williams Mix" y "Fontana Mix" de John Cage. Todo el trabajo es una capsula de tiempo de cultura, política y arte, influenciado por los sonidos de la época, la guerra fría y los vanguardismos. Finalmente es un viaje de ensueño por la cultura estadounidense y se convirtió en un trabajo de culto con el paso de los años.

Cod: #1577

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...