3 feb 2021

Brainticket - Celestial Ocean (1973)

Brainticket alcanza una profundidad mística con su música y logra recrear esa búsqueda mística de forma tan personal que se los puede ubicar entre otros artistas de también profunda espiritualidad volcada en sus producciones musicales, como el estilo new age temprano de Don Robertson, o la música acústica cósmica de Wilburn Burchette, el estilo psicodélico ritual de Father Yod y su Ya Ho Wha 13, o el estilo pastoral meditativo de Malachi, etc. Es común que Brainticket ofrezca en sus discos una experiencia musical que evoque sensaciones internas, viajes introspectivos, y más aún en este disco, ‘’Celestial Ocean’’, el cual está creado en torno a los textos del ‘’Libro egipcio de los muertos’’,  por lo que se eleva la sensación mística de la banda a niveles insospechados, siendo toda la producción sonora del disco una experiencia de transporte hacia realidades etéreas repletas de tesoros áureos sin nombre que enriquecen el viaje hacia un exótico ‘’más allá’’.

El interés del líder de la banda, Joel Vandroogenbroeck, por la música antigua, la espiritualidad, la vida bohemia, la experimentación, además de que ‘‘El Libro Egipcio de los Muertos’’ lo inspiraría, crearía bajo estas visiones el tercer álbum de Brainticket, ‘’Celestial Ocean’’. Grabado por el núcleo de Joel Vandroogenbroeck, Carole Muriel y Barni Palm en agosto y septiembre de 1972 en los estudios RCA Victor en Roma, ‘’Celestial Ocean’’ es probablemente el momento definitivo de Brainticket. Las composiciones conceptuales del disco, recreadas como viajes sonoros, cuentan la historia de los reyes egipcios en el más allá, viajando a través del tiempo y el espacio en una antigua nave con el dios Horus al timón. 

El disco es una colección de delirantes piezas experimentales donde aparece el rock pero también aparecen otras músicas de origen indefinido y desconocido, experimentos que solo la banda sabe manejar. El disco está conceptualmente dividido en dos partes, cada una de las partes presenta cuatro  tracks, los cuales no ‘’terminan’’ sino que están unidos en un sonido que no tiene cortes, lo que representa un viaje completo y extenso que ocupa cada cara del vinilo original. Las ocurrencias son varias, con un marcado estilo cósmico, con influencia de música hindú, rock, elementos electrónicos, recitaciones de poesía, y otras creaciones indefinidas de estilo espiritual y existencialista. 

Brainticket es una de las pocas bandas de la época que sin ser oriundos de Alemania aun así lograron que se instalara en el inconsciente colectivo de los seguidores del genero la idea de que se trata de un banda de ‘’krautrock’’, la influencia de este movimiento sobre el estilo de la agrupación es evidente, sus aplicaciones electrónicas son recurrentes y se diversifican por toda su obra, dotándole de un carácter muy particular y que recuerda mucho al krautrock, es que además forjaron su propio estilo en base a un sinfín de diversos condimentos, agregados, uso de múltiples instrumentos, experimentación sonora, búsquedas místicas y cósmicas del sonido, formas de vida bohemias, etc., un estilo artístico que encaja perfectamente en el estereotipo de las bandas alemanas de krautrock de la época.

Ellos hacían rock pero este estaba tan inmerso en sus visiones que prácticamente quedó alterado dentro de una concepción mística que trascendía lo inmediato y se erigía como un transporte hacia realidades paralelas. El sello característico de su estilo es la multiplicidad de instrumentos participantes, traídos de la mano del multiinstrumentista Vandroogenbroeck, además de las míticas recitaciones Carole Muriel, que dan una sensación volátil típica de la psicodélica y sus búsquedas alternativas. 

La carrera de la banda continuó por algunos años más, siempre ligada al espíritu de su creador e impulsor, Joel Vandroogenbroeck, un bohemio que viajaba por el mundo recolectado sonidos y experiencias, aprendiendo de las costumbres artísticas de cada región para acopiarlas a su extenso repertorio cósmico.  Vandroogenbroeck se trasladaría a la isla lejana de Bali para aprender los instrumentos exóticos locales, y comenzar la planificación de su carrera musical personal, habiendo aprendido a tocar el sitar, arpa, piano de pulgar, todo tipo de instrumentos de viento y percusión, y atrapado por la música de Indonesia. Después de regresar de Bali, a mediados de la década de 1970, Vandroogenbroeck continuó colaborando con Brainticket. Siguieron dos álbumes, Adventure en 1980 y Voyage en 1982, antes de que Vandroogenbroeck disolviera el grupo.

Cod: #1529

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...