10 ago. 2014

Moving Gelatine Plates - Moving Gelatine Plates (1971)

‘’Moving Gelatine Plates’’ fue una de las mejores bandas francesas de rock progresivo de la época. Originalmente formada alrededor del 68/69 por Gérard Bertram (guitarrista) y Didier Thibault (bajista y líder de la banda). Estos, en realidad, se conocían desde más chicos, fue alrededor de 1965 cuando formaron un dueto que interpretaba música de The BEATLES yThe ROLLING STONES, al tiempo que componían sus propios temas. 

En 1968 conocieron al baterista Michel COULON, y esto fue la chispa que desencadenó la evolución de la música del grupo. Cuando COULON se ve obligado a abandonar la banda por motivos familiares, entra al quite Gérard PONS, y también se añade a un cuarto integrante, Maurice HELMLINGER, en flauta y órgano. Al estar fuertemente influenciados por el jazz, la banda es considerada como parte del movimiento Canterbury, y es comparada con bandas como Soft Machine, Caravan o los holandeses Supersister.

La banda construyó rápidamente una reputación sólida entre críticos y fanáticos, por su música refinada y ecléctica, su música era claramente apolítica, llena de una sensación refrescante de humor bizarro y una irreverencia que les distingue de muchos de sus contemporáneos más melancólicos. Según Thibault, el nombre de la banda proviene de la novela Travels with Charley: In Search of America, por John Steinbeck, el cual simboliza su intención estética y experimental.

Su álbum debut fue finalmente lanzado bajo CBS en 1971, y recibió cierto reconocimiento por la crítica de la época. El homónimo ‘’Moving Gelatine Plates’’ es un trabajo superlativo y potencialmente brillante, una obra de jazz.rock progresivo altamente complejo, que suena como una mezcla entre parafernalias estilo Frank Zappa, con jazz rock estilo Canterbury y una dureza alocada al estilo Arthur Brown's Kingdom Come.

Uno de los grandes logros de la banda es lograr mantener una dinámica pese a la inclusión de tantos ingredientes, en un jazz rock poderoso, al que le suman arreglos progresivos, partes más tipos heavy psych bien rasposas, en una mezcla muy origianl y personal. No por nada consideraron a esta banda dentro del Canterbury, pero creo que aún lo supera a este genera, en elaboración y brillantez. 

Ofrecen temas netamente instrumentales, llenos de interrupciones en los ritmos, cambios dramáticos, pasando de jazz rock a psicodelia dura en un segundo, llenando de riffs duros, y volviendo al jazz, con inclusión de saxos, trompetas y flautas, sobreponiendo ritmos, combinando estilos, incluyendo efectos de sonido, un collage realmente sorprendente y altamente complejo. 


La desviación más evidente desde el enfoque de los Soft Machine, es la inclusión de guitarras acústicas y eléctricas de la mano talentosa de Gerard Bertram, cuyas contribuciones juegan un papel vital y de hecho en varios puntos salvan al sonido de la banda de la deriva y lo reconducen hacia el camino sonoro que tenía la banda en mente, del cual estoy seguro que era más que claro para ellos. Claramente carecen de todo rigor comercial, para abocarse pura y exclusivamente a la elaboración, extrovertida y sin tapujos, de los temas y a la búsqueda de cierta complejidad, que esta llevada a cabo con una maestría única.


Uno de los puntos del trabajo que podrían parecer en contra es que el sonido baja su rigurosidad a partir de la mitad del disco. Desde el comienzo, la frescura que mantienen es alta, atrapante y muy seductora, hasta llegar a ‘’Last Song’’, una pieza de 15 minutos, totalmente abrumadora y genial, creo que a partir de ahí, los temas decaen un poco en cuanto a su sonido atrapante, aunque aún así mantienen un gran nivel y una mezcla sonora típica de la banda. Pero eso no le quita casi ningún mérito a una banda que estaba demasiado adelantada a sus contemporáneos. 

La falta de una promoción adecuada del disco, combinada con la mala gestión, los llevó a una gira de poco éxito, sin embargo, volvieron a entrar al estudio ese mismo año para grabar su segundo álbum. Al final resultó que, "El Mundo de Genius Hans" se encuentra entre los mejores álbumes de rock progresivo francés jamás lanzado, pero los problemas de promoción que la banda había experimentado con el primer álbum continuaron a lo largo de la gira y la promoción de la segunda. La banda duró solo dos años junta, antes de su separación.

Los dos álbumes lanzados por Moving Gelatine Plates no pueden ser considerados menos que clásicos progresivos que plantearon estándares creativos para el sonido de la escena nacional francés, y que se encuentran entre los grandes trabajos progresivos ‘’ocultos’’ de todos los tiempos.

Cod: #1124

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...