6 feb 2022

Ben - Ben (1971)

Como todas las bandas que rondan el estilo Canterbury, está tampoco sería la excepción en la búsqueda tan característica de progresiones que parten desde armonías y aplicaciones venidas del jazz, ese sonido tan característico de progresiones, muchas veces muy complejas, se suaviza ante la andanada armónica jazzera que se desata por la influencia del jazz de la época, las vanguardias del género, levemente el free jazz, y más contundentemente la aparición del fusión que también en la época estaba en ebullición con bandas como Mahavishnu Orquestra, Nucleus, etc.

El homónimo ‘’Ben’’ de 1971 es un eximio ejemplo de sofisticación explayado en un trabajo que se divide en cuatro extensas piezas, dos a cada lado del vinilo original, ocupando alrededor de los siete y once minutos cada una, es en ese campo donde se explayan las sofisticadas piezas presentadas, con un sonido armónico esmerado, la búsqueda de una sofisticación que los lleva a plasmar estructuras muy complejas y la dosis distintiva del jazz que brota entre aplicaciones de viento de saxo y el tan característico rol principal que cumple el órgano.

Las cuatro suites son realmente complejas en su extensión, sumado a eso cuentan con una buena dinámica y funcionan con frescura y rapidez, por lo que es fácil perderse en las mismas, un desafío que presenta la música tan compleja y que puede hacer a muchos alejarse de la misma, pero es esa complejidad un resultado de un trabajo artístico y la oportunidad de sumergirse en el mundo onírico instrumental de la banda que en su ingenio presentó su propia versión del Canterbury y lo que lo representó en gran forma.

El sonido toma del estilo progresivo su búsqueda de presentar estructuras cambiantes y de avanzada en un continuo de acción, aunque no todo es progresivo puramente, la aparición del jazz hace de esto también una forma de hacer jazz dentro de progresiones, por lo que muchos momentos tratan de sesiones improvisadas extendidas a lo largo del tiempo.

Pese a que las bandas de la escena partieron muchas veces también influidas por la psicodélia, es Ben la que se aleja de lo puramente psicodélico como sería Soft Machine en sus dos primeros albums, aunque sí toma mucho de Soft Machine, pero en un sentido más melódico y dinámico, y con la inclusión de la guitarra eléctrica que muchas veces cumple el rol de enriquecer con sus aplicaciones en la composiciones y con sus armonías y solos también.

El disco es un material raro pero no menos entretenido, su dinámica hace de la escucha una experiencia fluida, entretenida, hace la delicia con sus aplicaciones de fusión, y sus ritmos muchas veces rápidos. En complejidad la banda es un hibrido entre Soft Machine y Henry Cow, con suites dinámicas y altamente sofisticadas.

El disco es una rareza del sello Vertigo inconseguible hoy en día, el único lanzamiento del grupo británico Ben que en su corta carrera alcanzaron a demostrar que contaban con un nivel tenico y creativo de temer. La banda estaba compuesta por el tecladista y pianista Alex Macleery, el guitarrista Gerry Reid, el bajista Len Surtees, saxofonista y flautista Peter Davey, y el baterista David Sheen.

Cod: #1639

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...