10 oct. 2015

Guru Guru - Ufo (1970)

Algunos textos y conceptos para esta reseña fueron tomados del magnifico libro ''Future Days: el Krautrock y la construccion de la Alemania moderna'', escrito de David Stubbs, un libro de gran calidad que refleja las historia, con lujo detalle en las profundidades y curiosidades, de una época en la música rock alemana que su conocer una autentica revolución artista.

Alemania Occidental, después de la Segunda Guerra mundial, era un país en estado de shock que había adoptado de manera acrítica el sueño americano como una forma de reprimir la pesadilla del nazismo. Y sin embargo, ese paisaje colonizado cultural y económicamente resultó ser el terreno propicio para una generación de músicos que, estimulados por la revolución psicodélica, las experiencias comunales de los años sesenta y la radicalidad política de las rebeliones juveniles, daría forma a un capítulo único en la historia de la música contemporánea, lo que se conoció ampliamente como: krautrock. Estos pioneros sonoros se propusieron desarrollar un lenguaje propio más allá de las convenciones del rock angloamericano, recurriendo a fuentes tan diversas como el misticismo de Oriente, la música electroacústica de Stockhausen, la estética moderna de la industria y las serpenteantes autopistas alemanas.

En realidad: ‘’Kraut’’ era la forma despectiva que tenían los estadounidenses para referirse a los soldados alemanes durante la Primera y Segunda Guerra mundial. Es lógico que la idea de una etiqueta que englobe a todo el rock alemán surgido a fines de los sesenta bajo el nombre de krautrock sea igual de ofensiva. Esta aclaración da a entender que el término, como suele suceder, es una imposición para hablar de manera general de un momento y un contexto particular de la música rock alemana, en el que las sonoridades eran tan amplias que el término se torna vago y ambiguo.

Uno de los grupos alemanes nacidos en esa atmosfera libertaria que se había generado en el país fue Guru Guru, que fue en su comienzo, como una especie de power trio lisérgico, con su acercamiento al free jazz, la psicodelia, el proto stoner, y el rock experimental. El grupo originalmente se formó en 1968, con el nombre de ‘’The Guru Guru Groove Band’’, y comenzó como un proyecto del baterista Mani Neumeier (quien sería el encargado de liderar, mantener vivo e impulsar el grupo incluso hasta nuestros días), el bajista Uli Trepte y el guitarrista Edy Nageli, quien más tarde fue reemplazado por Ax Grenich (ex-integrante de Agitation Free, otro grupo de krautrock).

La banda es parte de las entrañas mismas del krautrock, la que pareciera haberse acercado más a la psicodelia, sin salirse de la parafernalia sonora típica en la que estaban sumergidas las bandas coterraneas de la época. También son famosos por sus políticas de izquierda: sus miembros eran integrantes de una unión alemana de estudiantes socialistas, llevaban un estilo de vida comunal y en sus recitales leían textos políticos, además de sus excentricidades y sus búsquedas estilísticas experimentales, que siempre los llevaron hacia caminos experimentales e innovadores, con la idea de salirse de lo convencional y comercial del rock.

Guru Guru presentó una de las caras más lisérgicas del krautrock; su sonido, por lo menos en sus primeros discos, se caracterizaba por atascos de rock psicodélico acido, erigidos principalmente por una guitarra eléctrica con un sonido saturado de fuzz, acompañada por batería y bajo que despliegan bases acompasadas y cuasi-improvisadas, para nada lineales, que dan la sensación de que están en un pleno tránsito o sesión lisérgica, incluso los mismo músicos de la banda eran conocidos por consumir ácido lisérgico.


Su primera incursión discográfica aparecería en 1970, y por supuesto mantendría fielmente este estilo lisérgico que la banda desplegaría incluso hasta su tercer disco. ‘’UFO’’ es su primer álbum en cuestión, este parece representar las entrañas de una maquinaria electrónica, especialmente esto se puede ver reflejado en el tema homónimo, el cuarto tema del disco, UFO (objeto volador no identificado), en el que se presenta una atmosfera electrónica de música concreta, creada a base de distorsión, acoples, distintos efectos de guitarra eléctrica y otros aparatos electrónicos con los que crean el sonido que se vuelve el corazón de este su primer trabajo: un objeto misterioso, ajetreado, una maquinaria despegando o a punto de despegar, pero una maquinaria al fin, electrónica y oscura. Parecieran simular la intervención sonora de un elemento no identificado con una extensa sesión electrónica de 10 minutos.

Es un ruido de rock crudo apenas modificado, sometido al mismo tipo de aniquilación por abstracción que se había abatido sobre el jazz en su fase histórica terminal ‘’free’’. Crescendos ensordecedores escalan a una confrontación brutal con los escombros recién dinamitados de todos los preconceptos sobre la forma, la dirección y el origen del rock. Se hace difícil caracterizar un álbum tan roto en pedazos como una ‘’piedra angular’’ de la música alemana, pero como declaración fundacional tiene una intensidad solo equiparada por Kluster o el primero de Cluster.

Cambios constantes tienen lugar, y pareciera que, por momentos, no tuvieran un lugar concreto al cual llegar, sino el medio improvisado mismo se vuelve la pista y el fin, la lisérgica siempre es el lema y con eso construyen los temas de este primer disco, estilo que también trascendería a los siguientes dos discos que lanzarían.

Luego del lanzamiento de dicho primer disco, seguirían con muchos más; en los siguientes dos, como se dijo anteriormente, fueron de parecido calibre que el primero, como de psicodelia experimental, un rock libre plagado de parafernalias sonoras, aunque en estos dos discos se relajarían un poco y presentarían algunas caras un poco más convencionales, siempre con puras improvisaciones sobre un rock descosido. Esto se debió en parte a la influencia de Conny Plank, a cargo de la ingeniería del sonido.

La formación del grupo sufriría cambios constantes, desde dichos primeros días hasta la actualidad, cuando la banda sigue dando conciertos y lanzando discos, completando una extensa discografía que atravesó por completo todas las décadas desde su origen hasta hoy, transitando una innumerable cantidad de sub géneros y fusiones. De aquí en adelante Guru Guru siguió su marcha por camino tantas veces recorrido del rock pesado convencional. Están todavía en ello, con Mani Neumeier como miembro permanente y el único que aún queda de sus primeras formaciones.

Cod: #1175

1 comentario:

  1. Gracias de nuevo por esta música.
    No sabes lo que haces por los demás...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...