26 ene. 2014

Beggars Opera - Act One (1970)

Beggar's Opera (nombre tomado de una obra del poeta John Gay del siglo XVIII) fue una banda creada en 1969, en Glasgow, Escocia, por el guitarrista Ricky Gardiner. La banda originalmente conto con la unión de los músicos Ricky Gardiner (guitarra / voz), Alan Park (teclados), Martin Griffiths (voz ), Marshall Erskine (bajo / flauta) y Raymond Wilson (batería).

En 1970, después de firmar con Vertigo Records , la banda grabó su primer álbum, ‘’Act One’’. El álbum conto con la explosión exponencial de las virtudes de la banda, la cual partio de ambiciones sinfónicas en contexto rock que ya The Nice había formado como un prototipo y un modelo a seguir, elaborando un rock proto progresivo en suites vertiginosas y plagadas de teclado. El sonido alcanzado denotaba líneas melódicas claramente definidas, elaboraron un rock heavy progresivo y sinfónico, siguiendo a veces pautas barrocas y en otras ocasiones también otras pautas del folklore celta, sobre la base de enérgicas estructuras rítmicas rockeras-blueseras afines a las de Deep Purple y Uriah Heep.

El estilo de Alan PARK a la hora de manejar los solos, armonías y cortinas de su órgano Hammond (el teclado más recurrente) siguen en buena medida la influencia de Keith EMERSON, e incluso queda claro que es el instrumento crucial dentro del ensamble sonoro grupal: PARK no oculta para nada su amor por el reciclaje de la música de cámara a través del filtro progresivo, algo que se nota en la elección de sendas piezas del austriaco Franz VON SUPPÉ para abrir y cerrar el disco (‘Poet and Peasant’ y ‘Light Cavalry’), así como una serie de porciones de obras de MOZART, BACH, GRIEG, e incluso la "Suite Karelia" de SIBELIUS (¿todavía quedan dudas acerca de la huella de THE NICE en BEGGAR’S OPERA?) en el extenso potpurrí instrumental ‘Raymonds Road’. 


Por su parte, el guitarrista Ricky GARDINER realiza una labor efectiva y precisa, a la hora de acompañar las piezas, y a la hora de plasmar diálogos con el imponente Hammond: sus momentos de mayor lucimiento están plasmados en ‘Passacaglia’, así como en ciertos pasajes de ‘Raymonds Road’. La sección rítmica de Ray WILSON (batería) y Marshal ERSKINE (bajo) funciona de manera sólida. El vocalista Martin GRIFFITHS cultiva un estilo bastante paralelo al de David BYRON (URIAH HEEP), aunque con un tono evocativo más pronunciado.

Aquí les compartimos la reedicion edición de CD lanzada en 2004, que contiene dos bonus tracks, los mismos que ocupaban sendos lados de un single que el grupo editó poco antes de este álbum debut. ‘Sarabande’ es un tema con una cierta tendencia hard que no llega a profundizarse al 100 %, merced al rol gravitante que asume el órgano Hammond: el interludio consiste en un motivo bastante enérgico donde lo pesado y lo barroco se funden fluidamente. Por su parte, ‘Think’ despliega un aire más decididamente rockero.

El disco tiene, pese a toda la notable influencia que pesa sobre el, una frescura propia de la banda, con un costado rockero marcado un ímpetu propio que hicieron que esta banda, pese a que no alcanzaron una fama tal a la de ELP, alcance un nivel considerable en cuanto a seguidores y fanáticos que la convirtieron en una banda de culto.

Cod: #1170

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...