2 may. 2013

Chillum - Chillum (1971)

La historia de este grupo comienza originalmente en 1965, cuando el tecladista Ken Elliot formó una banda llamada The Next Collection, pero no fue sino hasta 1968 cuando firmaron con Polydor Records, cuando el sello les sugirió que cambiaran su nombre, fue así como surgió el nombre Second Hand. Este grupo británico publicó dos álbumes entre 1968 y 1971, y son a menudo recordados como uno de los precursores del rock progresivo, o por lo menos del rock proto-progresivo, se los suele ubicar entre esa breca rupturista que dio lugar hacia el paso rumbo al surgimiento del rock progresivo.

La publicación de su segundo disco, allá por 1971, bajo el sello Mushroom Records, significó el principio del fin. Luego de que algunos miembros renunciaran, la banda se encaminó rápidamente a su desaparición, pero justo antes de disolverse, y en un momento en el que la separación parecía inminente ya que ya se habían retirado de las giras y las actuaciones en vivo, se re agrupan e invitan a un joven guitarrista, Tony McGill, a grabar un tercer disco.

La nueva formación del grupo estaba compuesta por Ken Elliott en teclados, Mellotron, órgano y voces, Kieran O'Connor en batería, Tony McGill en guitarras, George Hart en bajo y Rob Elliot en voz. Ellos vuelven a grabar, y en un solo día desarrollan todo un disco, el cual sería lanzado inmediatamente. El concepto bajo el cual desarrollan este trabajo consta en una libertad total, ya que el sonido es totalmente experimental e improvisado.

Así es como, en 1971, graban, en un solo día, para Mushroom Records, este álbum al cual llamarían Chillum, y que se publicaría bajo el nombre homónimo de Chillum, aunque el disco suele también estar acreditado bajo Second Had. Se trata de un álbum frenéticamente alocado y desbocado, que no sigue un patrón especifico sino que cada tema ocupa su lugar y no tiene que dar explicación de porqué está o porque es lo que es, proveniente de una banda desenfrenada y por momentos sin mucha coherencia, por lo que la música surge a borbotones descontrolados, dejando a la libre interpretación si lo que se escucha es cohesivo entre sí o no, pero esto es lo que le da su carácter tan llamativo al sonido.


Se dice por ahí que publicaron este tercer disco con el fin de salvar o revivir la banda, como un manotazo de ahogado para resucitar el proyecto, pero no parece que tuvieran demasiadas intenciones comerciales con el sonido. Ya desde el comienzo del disco, desde los primeros segundos, se puede percibir qué intenciones tenían, apareciendo uso gritos alocados que funcionan de introducción, durante unos pocos segundos, para dar lugar inmediatamente al segundo tema, ‘’Brain Strain’’, una sesión totalmente improvisada, de veinte minutos de duración, en la que vuelcan todo su poderío instrumental y explotan en una alucinante improvisación instrumental, rustica, pesada y psicodélica, altamente experimental. Hay otra pieza en el disco que sigue este lineamiento de sesión improvisada pesada, ‘’Yes! We have no pajamas’’, otra gran improvisación, esta vez de diez minutos de duración, también rustica totalmente improvisada.

El resto del trabajo se completa también con una serie de temas que no parecen estar demasiado pensados de antemano, sino que siguen esta línea de improvisación, ya no como atascos pesados o rockeros, sino como piezas sencillas y cortas que parecen estar ahí para completar el disco con lo que tenían a mano, con los restos y composiciones que les habían quedado, o con lo que pudieron armar en el momento de grabación, piezas sencillas y rápidas que no dicen demasiado. 

Todo el disco parece estar caracterizado por esto, por haber sido creado en el momento, casi improvisado a la hora de la grabación, lo cual no da la pista de que este trabajo no fue un intento de revivir la banda, sino fue un último coletazo en el que volcaron las ultimas gotas de lo que quedaba en la banda, y en el que se presentaron casi sin ataduras o premisas comerciales, tal vez sabiendo ya de antemano que no sería un disco predestinado a mayores sucesos comerciales. 

Este álbum pasó desapercibido, y esto marcò el fin de dicho proyecto y el final definitivo del proyecto original, Ken Elliott decide disolver ''Second Hand'' a principios del 1972. Ken Elliot y Kieran O'Connor se unieron más tarde para formar una nueva banda llamada "Sevenhave" con menos éxito.

Cod: #1037

2 comentarios:

  1. Track # 2, Brain Strain, appears to be missing. Would it be possible to re-upload it? I would much appreciate it.

    ResponderEliminar
  2. ok bro, the file is re uploaded, check it aganin !

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...