14 abr 2020

Arco Iris - Agitor Lucens V (1974)


’’…en la casa de mi padre hay muchas moradas. ’’  (Juan 14:2). 
¿a qué ‘’casa de mi padre’’ se refería el maestro Jesús, sino al universo y a la inmensidad del infinito? ¿y las ‘’muchas moradas’’ de mil millones de mundos serían solamente globos siderales que el padre puso a navegar en el océano cósmico del infinito, completamente vacíos para servir de regalo a los ojos de los habitantes de nuestro pequeño planeta?’’
(estas palabras figuran en la contra portada del vinilo original)

‘’Arco Iris’’ fue una de las bandas fundacionales da la etapa del rock argentino surgido entre finales de los 60s y principio de los 70s, ellos estuvieron allí en los primeros años de esta generación para dejar una fuerte huella en el rock de dicho país, siendo una de las encarnaciones más místicas y espirituales del mismo, tal era el caso que incluso tenían un guía espiritual, Dana (Danais Winnycka), una mujer misteriosa nacida en Ucrania en 1939, que se dice era pionera en el uso de técnicas alternativas provenientes de la filosofía oriental.


Dana en su infancia había viajado junto a su padre por la India y el Tibet, en ese viaje adquirió los primeros conocimientos de yoga, vegetarianismo y técnicas curativas. Se radicó con su familia en Villa Ballester (una ciudad ubicada en el centro del partido de General San Martín, provincia de Buenos Aires, Argentina), y siguió desarrollando una filosofía espiritual que poco tiempo después atraparía a unos jóvenes músicos entusiastas llamados Gustavo Santaolalla, Ara Toklatián, Alberto Cascino y Guillermo Bordarempé, músicos de unos 16, 17 años, por aquel entonces. 

Este encuentro marcó para siempre la vida y el camino de ellos y la influencia que Dana volcó sobre estos músicos fue fundamental para su desarrollo humano y artístico, tanto fue así que juntos se reformaron como una nueva banda, Arco Iris, viviendo en forma de comunidad, instalados en una casa en Boulogne, donde llevaban a cabo con fuerte disciplina una serie de reglas que incluían meditación, lectura, naturismo, cero drogas, yoga y una vida ascética en general. Gustavo Santaolalla recuerda: "Conocemos a Dana y nos abre el coco en montones de cosas. Fue la primera persona que me dijo: ‘’Lo tuyo vale’’. Yo, al margen y no tan al margen porque tiene muchísimo que ver, me enamoré totalmente de ella."

El desarrollo musical que llevan a cabo estuvo marcado evidentemente por esta presencia espiritual de Dana, y se puede apreciar en las letras y sonidos típicos del grupo a pleno misticismo hippie, con elementos religiosos, filosóficos y cósmicos, pero también se caracterizaron por una búsqueda sonora que los llevó a fusionar varios elementos a su música rock, como música progresiva y jazz, aunque especialmente fue característica su fusión con ritmos folklóricos e indoamericanos, este sello caracterizó fuertemente su estilo a seguir y marcó una fuerte distinción respecto a las demás bandas de rock contemporáneas como Los Gatos, Almendra, Manal o Vox Dei.

En el verano de 1970 ganan el "Festival Beat de la Canción Internacional" en la ciudad de Mar del Plata, con el tema "Blues de Dana". Entre 1969 y 1974 Arco Iris publicó siete discos, muchos de ellos imprescindibles para el desarrollo del rock argentino. En 1972 publican su opera rock "Sudamérica O El Regreso A La Aurora", un disco doble y uno de los trabajos más importantes en la historia del grupo, la banda mostraba con su música un profundo trabajo de fusión con ritmos folklóricos.


‘’ ’’…en la casa de mi padre hay muchas moradas. ’’ (Juan14:2). ¿A qué ‘’casa de mi padre’’ se refería el maestro Jesús, sino al universo y a la inmensidad del infinito? ¿y las ‘’muchas moradas’’ de mil millones de mundos serían solamente globos siderales que el padre puso a navegar en el océano cósmico del infinito, completamente vacíos para servir de regalo a los ojos de los habitantes de nuestro pequeño planeta?’’. Estas palabras están ubicadas en el interior del arte de portada del vinilo doble que publicaron en 1974, el llamado ‘’Agitor Lucens V’’, trabajo en el que el grupo volcaba todo su repertorio típico pero que además se adentraba en una temática especial, la temática cósmica y los conceptos de ovnis y razas extraterrestres.


De esta manera desarrollan un trabajo conceptualizado dentro de estos temas, esto se refleja desde la portada que contiene claramente un ovni como imagen central, además de los títulos de las canciones, las letras de las mismas y las composiciones instrumentales completamente misteriosas y experimentales. La música de este disco contiene un carácter extraño, muy particular, se podría decir que es cósmico, místico, con referencias a lo cosmológico desde una mirada religiosa y espiritual; las letras hacen eco de epopeyas celestiales y razas intergalácticas.

También aparece la presencia de la cultura andina, la fusión con la música folklórica típica con instrumentos típicos como el charango y el bombo, y las referencias a la resistencia de la cultura andina con frases como ‘’si el señor me dio estas manos para trabajar también son para hoy luchar’’, como una forma de resistencia frente al mal, tal vez no tanto desde un costado político sino desde un sentir religioso profundo que los lleva a levantarse contra las injusticias de la modernidad.

Musicalmente el disco es una obra conceptual que no deja de estar plagada de detalles, desarrollos y experimentos atípicos, desde la fusión con el folklor andino presente en algunas canciones como ‘’Sendero del Marcahuasi’’, hasta la aparición de una pieza introductoria al disco como ‘’La Divina Madre’’, momentos instrumentales oscuros y misteriosos como ‘’Vientos celestiales’’ o ‘’Lucens V’’, piezas progresivas instrumentales como ‘’Un tiempo y tiempos y la mitad de un tiempo’’, jazz fusion en ‘’La nave madre’’, o la pieza final del disco que es más que experimental, el alucinante ‘’Salmo a Cristo’’.  El tema ''Salmo a Cristo'' fue grabado por Héctor Zeoli en el órgano de la Basílica del Santísimo Rosario, Convento de Santo Domingo. Musicalmente el disco es muy amplio y es muy difícil aburrirse con él, ya que tiene mucho que ofrecer, transita desde el rock, piezas instrumentales, temática ovni y mucha fusión.

Y más allá de todo lo dicho aún queda una sensación no descrita que el disco deja flotando en el aire con todo esto, que es parte del misticismo volcado en el concepto artístico del sonido y que recala en los huesos como un eco misterioso que se presenta en los momentos internos más personales, de revelaciones cósmicas, presencias omnipresentes etéreas y experiencias innombrables, sensaciones que no se pueden poner en palabras pero que musicalmente este disco contiene y las refleja con un sello característico a las cuales es capaz de presentar y dar lugar como un transmisor a través del cual lo innombrable y misterioso tiene lugar.

Cod: #1433

1 comentario:

  1. En 2022 descubriendo este disco, maravillado, es increíble que en 1975 pueda coexistir personas de este desarrollo espiritual y artístico con la humanidad de su época, quiero volver a escuchar el disco varias veces mas, la descripción es maravillosa porque me hace conocerlo desde miradas mucho mas amplias que la mia, muchas gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...