29 sept. 2015

Khazad Doom - Level 6½ (1970)

En el verano del 64, allá por Illinois, California, cuatro individuos se unen con la intención de comenzar su propia banda, usando los pocos recursos que tenían mano, ellos eran, Jack Eadon, Bob Davis, Tom Sievers y Bill Heine. Originalmente llamados  ‘’The Vibratos’’. Durante los siguientes cinco años la formación vería incontables cambios, hasta que alrededor de 1968 quedarían formados casi formalmente, pasándose a llamar ‘’The Laymen’’.

Durante el año siguiente realizarían su primer álbum profesional, en una productora independiente, del cual lamentablemente no quedarían registros. Finalmente, ya para finales de 1969, el grupo quedaría definitivamente formado con cuatro integrantes, Jack Eadon en guitarra, Tom Sievers en bajo, Al Yates en órgano y Steve Hilkins en batería, cambiando también su nombre por el de ‘’Khazad Doom’’.

Entre 1969 y 1970, juntaros varias canciones y entraron a estudio, lanzando su ‘’Level 6  1/2'’, un trabajo de tirada privada, de muy pocas copias, para vender en las actuaciones. Se trata de un trabajo de psicodelia underground, algo oscuro y con una complejidad algo oscilante que se eleva por sobre el estándar promedio, por lo cual tenemos una psicodelia por momentos algo proto-progresiva, elaborada en base a teclados y pasajes soft rock, con muchas voces y melodías tipo baladas.


Tienen varias semejanzas al sonido de ‘’ The C.A. Quintet’’, no tan experimentales como estos, pero de todas formas hacen una psicodelia underground que pareciera nacer de ámbitos parecidos, algo así como amateur y sin contar con una gran producción. Con un estilo indefinido, que van elaborando de acuerdo a las influencias comerciales en las cuales crecieron y las condiciones musicales que los influenciaban en el momento, pop melódico, baladas lentas, algo de beat, un sonido también algo garaje.

Lejos están del rock propiamente dicho, y mucho más de los solos, no demuestran tener acercamientos hacia el blues o rock, salvo algunos riffs perdidos que se escuchan por ahí o algún tema que tiene alguna intencionalidad de riff o ritmo blues rock; pero si lo vemos en su totalidad, se podría decir que se trata de psicodelia, que se va creando en su propio caldo de cultivo underground, algo acido, y que se va generando en torno a sus propias normas o recursos musicales.

La banda realizó varias grabaciones, algunas under y otras en estudios con buenos recursos, pero lo cierto que es no pasaron más de ser una banda under, cuasi comercial, que se dedicó a tocar en clubs y pubs, etc. Luego de varios años, en 2007, se lanza un cd compilatoria, que reúne muchas de las grabaciones dejadas por la banda, el disco completo ‘’ Level 6 ½’’ sumado a otras piezas que quedaron grabadas, es esa reedición la que estamos compartiendo acá.

Cod: #1141

23 sept. 2015

The Crazy World Of Arthur Brown - The Crazy World Of Arthur Brown (1968)

Esta es otra historia hace tiempo que viene pidiendo lugar en este blog, y merece, por lo menos a mi consideración, un lugar destacado aquí, por la influencia y legado que ha dejado la banda con su música y sus actos en escena, en vivo. De la Crazy world of Arthur Brown han surgido grandes músicos y grandes sonidos que marcaron el rumbo de la música de la época, el rumbo de la visión psicodélica y de algunas de las nuevas movidas culturales y musicales que tendrían su origen en su época o los años siguientes.

La Crazy World forma parte como de una especie de árbol genealógico de rock, que relaciona su historia con los orígenes de otras bandas que prácticamente nacieron bajo su influencia, que nacieron bajo la directa participación de miembros que salieron de la banda de Arthur Brown. 

Dichas bandas, todas inglesas, serian ‘’Atomic  Rooster’’ y ‘’Emerson, Lake And Palmer’’, pero podríamos irnos aún más atrás en el tiempo, situándonos en los orígenes de otra banda, los ‘’Thunderbirds’’, banda que tuvo sus orígenes allá por finales de los 50s, más precisamente nacieron en Octubre de 1959, con Cris Farlowe como co fundador y miembro principal, dicha banda funcionaria hasta Mayo de 1968, y en su último año contaría con la participación de Carl Palmer, un joven  y talentoso baterista que por ese año estaba dando sus primeros pasos en la música.

Los Thunderbirds funcionarían hasta mediados del 68, Cris Farlowe (futuro Atomic Rooster) emigraría hacia otras bandas poco conocidas, y Carl Palmer se iría junto a Arthur Brown para crear con este, y con Vincent Crane, la flamante ‘’The Crazy World Of Arthur Brown’’. 

Una confusión muy difundida se relaciona con el trabajo de Palmer en la banda, él fue el baterista que realizó una gira con el grupo, pero no fue el baterista que grabó el álbum The Crazy World of Arthur Brown. Drachen Theaker fue el baterista del álbum, pero su miedo a volar no le permitió hacer la gira con el grupo, y así Palmer pasó a formar parte de la banda durante un corto tiempo.


El grupo nacería a mediados del 67, en Londres, como un quinteto, que en un comienzo tuvo a Vicent Crane como líder, pero de a poco Brown fue tomando el liderazgo con su creatividad, sus presentaciones frenéticas en vivo, sello registrado que marcaría los pasos de la banda de forma definitiva. Bajo la tutela y dirección de, como su nombre lo indica, Arthur Brown, la banda se encaminaría irremediablemente hacia la psicodelia, la lisérgica, la extravagancia, repletas de visiones alocadas y oscurantismo.

Mientras Hendrix incendiaba su guitarra, Arthur Brown se había vuelto ‘el dios del fuego infernal’, vistiendo trajes y túnicas diabólicas, con cascos encendidos fuego, y pinturas faciales terroríficas en blanco y negro, en lo que sería el inventor de esta tan icónica pintura facial que luego popularizaría KISS. 

Y ya que nos referimos a Hendrix, vale recalcar una leyenda, que más que leyenda parece ser una dato biográfico concreto, parece ser que Brown y Hendrix tuvieron su acercamiento artístico, que no pasó a mayores, pero parece ser que Jimi, en busca de ampliar sus horizontes, le ofreció a Brown sumarse a la Hendrix Experience, oferta rechazada por Brown. Estas son palabras propias de Brown que cuenta el suceso: ‘‘Un día el road-manager de Jimi, Tony Garland, me llevó al apartamento del hotel donde se hospedaba Jimi, donde él me preguntó si estaría interesado en sumarme a su banda. La idea era los tres chicos de la experience, sumado a mí (Brown) en voz y mi organista Vicente Crane. Dijo que sentía que había ido tan lejos como pudo en sus discos y quería ampliar su música. Él también estaba planeando enormes pantallas de proyección y realizar copias de cintas de música de Wagner, todo tipo de cosas para ampliar la parte visual y el lado espiritual. Mi banda se caía a pedazos, pero realmente no quería ser sólo parte de algún otro grupo, por lo que nunca sucedió.''

‘’The Crazy World Of Arthur Brown’’ lanza su primer álbum, el homónimo ’The Crazy World Of Arthur Brown’’, en Junio de 1968, producido por el manager de ‘The Who’, Kit Lambert, sumado a la producción asociada de Pete Townshend. Considerado un clásico de finales de los años sesenta, este álbum deja varias huellas en la historia, en la psicodelia británica y deja cierta influencia que marcaría al futuro rock progresivo. 

Elaborado bajo parafernalias y delirios oscuros, el trabajo plasma elocuentemente una psicodelia muy rica y original; con aplicaciones de blues y soul, lo que le da al rock que hacen un toque más soft, sumado al hecho de que es un teclado hammond el casi principal intérprete instrumental de los temas. Se trata de una obra que pareciera conceptual, una psicodelia con personalidad, algo progresiva y por momentos compleja, en el sentido como de mutación que por momentos alcanza.

(foto: The Experience & Arthur Brown, 8 de Octubre de 1967, ''Saville Theatre'', Londres''.)

La parafernalia y las excentricidades se hacen muy presentes y son parte principal del legado de esta obra, que confluye perfectamente de principio a fin, ya que el track list está plagado de muy buenos temas, con entonaciones vocales tipo Frank Zappa, inestabilidad mental tipo Barret y poética critica tipo Jim Morrison. Se trata sin duda de psicodelia de punta, con personalidad, oscuridad, teatralidad, rebeldía, dejos sinfónicos tipo el Sgt Pepper, pero abocados a una temática más delirante, circense y teatral.

Los temas también reflejan la fijación de Brown por lo místico, lo oscuro, la temática del infierno está muy presente, una manifestación un tanto irónica y sarcástica que pareciera reflejar el manifiesto artístico de un artista que se ofrecía un tanto en contra del status quo, del orden establecido. Estas serían palabras mismas de Brown: ‘’…el diablo fue creado por la iglesia. Creas un sistema de opuestos, si propones que dios es bueno y la iglesia es buena, y creas un dios humano, necesitas crear algo que sea opuesto para aterrorizar a la gente y alejarla de lo que no te conviene. La gente va por ahí diciendo que somos desagradables… y esto mismo es desagradable, su mente es como un tubo de desagüe, están llenos de ‘’educación’’, llenos de dogmas religiosos… y ni siquiera se para que sirve todo eso, no tienen el sentimiento de lo que es el universo, ellos solo van en sus volkswagen al trabajo, de vuelta a casa, a bañarse y acostarse… y etc…’’

Tras la edición de este álbum, Brown decide disolver el grupo, en 1969, para abocarse a otros proyectos musicales. Tras esta separación, Carl Palmer y Vincent Crane deciden tomar juntos un camino aparte, siguiendo un poco con el linaje rockero referido al principio, juntos forman la banda ‘Atomic Rooster’ y participan de la grabación del primer disco del grupo. Palmer no duraría mucho tiempo en esta banda tampoco, ya que pronto se uniría a Keith Emerson y Greg Lake, para formar juntos el mítico Emerson, Lake And Palmer.

Arthur Brown seguiría su carrera, desde principio del 70 hasta alrededor de 1974 lideraría su ‘’Kingdom Come’’, banda de rock progresivo, de similares características oscuras que la Crazy World, pero en este caso tomando caminos más progresivos y sofisticados. El resto de la década de los 70 seguiría lanzando varios discos más de manera solista. 

Hasta que en 2000 resurgiria The Crazy World, reformada y con nuevas ideas, el grupo editaria tres CD de estudio, ‘’Tantric Lover’’, ‘’Vampire Suite’’ y ‘’Voice of Love’’, en 2000, 2003 y 2007 respectivamente, además de un disco que recoge material inédito de su primera época: ‘’Strangelands’’, editado en 1988.

Cod: #1093

9 sept. 2015

Twenty Sixty Six And Then - Reflections On The Future (1972)

Esta muy buena banda, ‘Twenty Sixty Six And Then’, es un combinado alemán de rock progresivo pesado, surgido a principio de los 70s. En realidad su formación era una mescla de alemanes e ingleses, entre los que se encontraban Geff Harrison en la voz principal, Gagey Mrozeck en las guitarras, Dieter Bauer en el bajo, Konstantin Bommarius en la batería y Steve Robinson con Veit Marvos ambas funciones de compartición de órgano, piano eléctrico, sintetizador, mellotrón y voz.

El grupo es un clásico dentro de cierto público, lamentablemente tuvieron una corta vida que rondó entre la primavera de 1971 hasta el verano de 1972, y hay poca información detallada circulando sobre ellos, pero han dejado un trabajo muy destacable y es por eso que se los conoce.

Su único álbum es nada menos que un clásico, una obra pesada y alucinante, ‘’Reflections On The Future’’, grabado durante el otoño de 1971, en el estudio Dierks, cerca de Stommeln, un pequeño poblado ubicado al noroeste de Alemania, de no más de 8000 habitantes.

Este álbum contenía cinco largas pistas progresivas pesadas con un estado de ánimo dramático y un estilo que, pese a recordar sonidos de Deep Purple o Vanilla Fudge, logra erigirse a sí mismo de una forma magistral y maestra. Un rock progresivo de alto despliegue, que se vuelve art rock por la cantidad de ingredientes agregados que contiene, cambios de ánimo, cambios en las intensidades, agregados de sonidos, y lo que pareciera un carácter como de cuento de haga que se percibe en el sonido y le da una textura especial al sonido.


Un despliegue aplastante y poderoso, con un buen trato y manejo del sonido por parte de la técnica, que transita por caminos muy amplios, siempre dentro del progresivo pesado, pasando por partes más bluseras, otras jazzeras, algunos sonidos experimentales en algunos temas, etc., es una obra tan nutrida como interesante, tan compleja como llamativa, y difícil de describir.

El trabajo consta, afortunadamente, de varias piezas, entre las que se destacan tres de ellas, que rondan entre los 11 y 15 min. cada una, y en las cuales se puede percibir cual es la verdadera profundidad y complejidad atroz de esta banda. Uno se puede encontrar con una serie de piezas para todo tipo de oídos, siempre dentro del ámbito progresivo, algunas piezas más intrincadas y pesadas, y otras más cortas, más fáciles de escuchar.

Debido a las bajas ventas y una economía en ruinas, una de las mejores grupos de Alemania conoce su prematura desaparición sólo unos meses después del lanzamiento del álbum. 

Luego de la desmembración de la formación, los músicos fueron a parar a otras bandas, GEFF HARRISON y Gagey MROZECK unieron a Kin Ping Meh, Steve Robinson tocó en Nueve Días Wonder y Aera, VEIT MARVOS grabó con Emergency, Tiger B. Smith y Midnight Circus,  Konstantin Bommarius tocó la batería de Abacus y Karthago, DIETER BAUER se fue a Aera, aunque ninguno de ello logró por separado en sus respectivas bandas lo que alcanzaron junto en Twenty Sixty Six And Then.

Cod: #1158
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...