20 ago. 2019

Basil Kirchin - Worlds Within Worlds (1971)

Basil Kirchin fue un baterista y compositor británico de jazz. Tras comenzar tocando la batería en la big band de su padre, a la edad de 13 años, y continuar componiendo bandas sonoras para películas, acabó experimentando con la manipulación de sonidos pre-grabados, lo que le ha dado el reconocimiento como "el padre de la ambient music". Basil debutó en el Paramount, en Londres, en 1940, tocando la batería en la, entonces, popular big band de su padre, Ivor Kirchin. Tras la guerra, Kirchin tocó con Harry Roy y Ted Heath, directores de sendas big bands de baile, pero regresó con su padre, en 1951. La banda funcionó con éxito durante un tiempo, convirtiéndose en la banda acompañante de músicos como Billy Eckstein o Sarah Vaughan, sus conciertos fueron destacados en los polls de la revista Melody Maker. En 1957, el ascenso del Rock and Roll puso fin a la época dorada de las orquestas, y Basil decidió cambiar de escena.

Otro paso importante en su vida fue un viaje que emprendió hacia la india, una excursión espiritual de cinco meses a la India, a principio de los 60s, seguida de una temporada en Sydney, durante la cual sufrió la pérdida traumática de todo su archivo musical y una lesión en la cabeza casi fatal. Al regresar a Inglaterra, comenzó a componer bandas sonoras experimentales para películas, algunas reales, otras imaginarias. El dinero de las comisiones reales significaba que podía seguir ganándose la vida únicamente con la música, mientras que las piezas que hizo para producciones ficticias proporcionaron una salida creativa sin cadenas para su trabajo más vanguardista.

En 1967, el Arts Council of Great Britain le otorgó un premio consistente en un grabador Nagra, que usó para recoger innumerables sonidos naturales y de animales, captados en el zoológico de Londres, así como voces de niños autistas de la escuela suiza donde trabajaba su esposa.. Kirchin experimentó con variaciones de velocidad en las grabaciones obteniendo "pequeños cantos rodados de sonido". Sus experimentaciones fueron financiadas gracias al encargo de bandas sonoras como Catch Us If You Can (1965), The Shuttered Room(1967), I Start Counting (1969, con Jenny Agutter) y The Abominable Dr. Phibes (1971).

Con mucho del material que tenía grabado se dedicó a un trabajo propio, que sería uno de los trabajos más llamativos de su carrera, sus piezas experimentales fueron publicadas en dos álbumes, llamados World Within Worlds. El primero se publicó en 1971: Worlds Within Worlds, Columbia-EMI (SCX6463) y se dividía en dos partes, "Part I - Integration" y "Part II - The Human Element". El segundo no se editó hasta 1974: Worlds Within Worlds Island Records (HELP 18), con las partes siguientes, "Part III - Emergence" y "Part IV - Evolution".


Originalmente programada para ser una banda sonora de una película, pero convertida en esta obra maestra clásica de música concreta y collage de sonidos, World Within Worlds representa uno de los lados más experimentales de Kirchin, donde explora, fusiona y exprime todos sus conocimientos y experiencias previas, para crear un sonido experimental como pocos. Sonidos de animales transformados en posibilidades para que los improvisadores interactúen a la par, música concreta y free jazz, todos estos elementos se encuentran presentes en este lanzamiento que se trata de un autentico experimento, grabado en Pinewood Studios, Londres.

La obra se divide en dos partes, que ocupaban originalmente una cada uno los lados del vinilo. La primera parte es tal vez la más experimental, ‘’Integration’’, ya que es en la que aparecen grabaciones de cantos de animales como aves, sumado a la experimentación con música concreta, y sumado a esto además la instrumentación, tipo free jazz, con saxos desenfrenados, que aplican encima a todo esto; de ello queda algo irreconocible y altamente experimental, una fusión de mundo que a priori son muy disimiles y no suelen estar unidos en el mismo sonido.

Saxo soprano, contrabajo, marimba, cello, órgano, guitarra y bajo fueron combinados mediante la edición con llantos de animales, canto de aves y el sonido amplificado de ineptos, para crear así música abrumadora y totalmente original. Kirchin ha orquestado sus instrumentos de manera que se fusionen con los sonidos agregados. El canto de un canario hace dueto con un saxo soprano, y ambos se unen con un petirrojo y un mirlo en un cuarteto de gran belleza y complejidad. El increíble gruñido de un león es acompañado por una marimba y una guitarra en otra increíble sesión.

Ninguno de los discos obtuvo ventas importantes, aunque se convirtieron en discos de coleccionista. Continuó componiendo en esta línea, y editó nuevas referencias, con el sello discográfico Trunk Records. Muchos músicos han reconocido la influencia de Basil en sus obras. Desde Brian Eno y Nurse With Wound hasta Broadcast. Los últimos años de su vida los vivió en Hull.

Cod: #1379

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...