19 feb. 2017

Roland Kovac New Set - The Master Said (1972)

En septiembre de 1967 es creado, en Hamburgo (Alemania), el sello discográfico ‘’Selected Sound’’, planeado desde un comienzo para volverse un lugar de desarrollo y búsqueda sonora, dando lugar así a una serie de músicos, de diversas nacionalidades, que concluían en la misma intención de hacer música fusión desde variados géneros. Comienzan a desfila por el sello, ya desde 1968, una buena cantidad de producciones comprendidas entre el jazz, soul, jazz-funk, Easy Listening, llegando a alcanzar, en los años venideros, algunas fusiones con big bands y otras incursiones.

El sello fue creado por Peter M. Majewski y fue cuna para el desarrollo de varios músicos asociados, quienes usaron el lugar como una suerte de impulsador, aprovechando para desarrollar y experimentar con diversos trabajos. Una figura importante en esto sería Roland Kovac, un músico, compositor y arreglista austriaco, con formación clásica, quien participó de la fundación del sello y ya desde un comienzo tuvo un lugar de protagonismo  con un sinfín de lanzamientos propios, bajo su nombre, bajo pseudónimos, bajo distintas formaciones.

‘Roland Kovac New Set’ es producto del desarrollo de Kovac, quien había trabajado con diversas formaciones y grupos. Este ensamble estaba integrado en su totalidad por músicos de estudio, de sesión, todos provenientes del mismo sello y quienes venían trabajando junto a Kovac desde un comienzo. Ellos continúan los desarrollos  alcanzados previamente, dentro del jazz y el Easy Listening, e incluso alcanzan a publicar un primer disco, bajo este nombre, dentro de esos estilo; pero por alguna razón esto cambiaria para su segundo álbum, cambiaría rotundamente, ya que allí harían algo de rock pesado y experimental.


‘The Master Said’ es uno de los dos lanzamientos del grupo en los que innovarían rotundamente, en comparación a lo que venían haciendo, presentando esta vez un sonido que refleja su antigua formación musical pero que se basa más que nada en el blues-rock y la experimentación instrumental, como base principal. El sonido está plagado de improvisaciones y se basa en excursiones sonoras experimentales, impulsadas principalmente por un órgano tipo de iglesia, que le da al sonido un brillo muy particular y resalta aún más el carácter experimental. El sonido es sencillo pero muy acertado y contundente.

La música que se desarrolla en sesiones cuasi improvisadas, tranquilamente podría decirse que se trata de las sesiones de grabación que Jimi Hendrix llevó a cabo para la realización de su Electric Ladyland, ya que el sonido resultante es similar, blues rock y extensas sesiones de improvisación, con aire de búsqueda, caracterizadas por improvisaciones de guitara y órganos. Las dos extensas piezas instrumentales que constituyen la parte principal del trabajo dan lugar para que el sonido pase por un sinfín de momentos, improvisaciones, momentos más tranquilos, percusiones, experimentación tipo krautrock.

El grupo produciría un álbum más, ‘’Love That’’ de 1972, y pronto se desintegraría continuando cada músico con su respectiva carrera solista. Tal vez el más conocido de ellos sería Siegfried "Sigi" Schwab, guitarrista alemán quien en este momento se encontraba en el comienzo de su carrera, luego alcanzaría fama mundial, siendo guitarrista de jazz y new age, y pasando por las bandas ‘The Vampires' Sound Incorporation’, ‘Wolfgang Dauners Et Cetera’ y ‘Embryo’.  El bateristas suizo de jazz, Charly Antolini, también contaría con una suerte parecido, teniendo una carrera prolífica, la cual comenzaba alrededor de los años 50s, extendiéndose hasta la actualidad con un sinfín de lanzamientos propios. Kovac continuaría trabajando en el sello ‘’Selected Sound’’, publicando la mayoría de sus trabajo allí. El bajista (y guitarrista) alemán Franz Loffler, sería tal vez el menos conocido del grupo, habiendo fallecido en los 70s, pero habiendo dejado una buena cantidad de producciones durante los 60s.

Cod: # 1277

12 feb. 2017

A New Place To Live ‎- A New Place To Live (1972)

Me llamo D’nilson y esta es la primera reseña que hago para este fantástico blog.

Aclaro que no voy a realizar una típica reseña de tema por tema, una reseña para mí debe contener la información necesaria sobre el artista y el álbum. No sería idóneo contarles todo lo que sucede en esta obra, el escuchar música es similar a la lectura. No tengo que ahondar demasiado en la trama del libro ni el desenlace, eso lo conocerán ustedes, si es que se sienten atraídos por el concepto y se animan a escuchar este álbum.

El álbum que hoy voy a comentar lo elegí de manera aleatoria. Lo había encontrado hace apenas unos días. Sinceramente nunca había oído hablar de Robert John Gallo ni de su música. Cuando encontré este álbum lo concebí como el de una banda que tan sólo había logrado grabar esta obra cuyo título traducido al español  es “Un nuevo lugar para vivir”.

Sin mayor información me sumergí rápidamente en el acto de escuchar, principalmente atraído por la portada (¿superficialidad?, no lo creo). Pareciera que grafica nuestra posición, observando el horizonte con una gran puesta del sol que augura la posible existencia de un lugar ideal para vivir. Pero para llegar a ello hemos de comprender nuestro estado, nuestra posición y luego hemos de prepararnos para cruzar el vasto mar. Es ahí cuando en la parte baja observamos embarcaciones listas para zarpar, llevando a la humanidad lista para trascender.

Luego de esta descripción de la portada un tanto delirante pasamos a comentar el contenido, el mensaje “codificado” que guarda esta misteriosa obra musical de Robert John Gallo.

Todo parece indicar que este no fue el primer álbum escrito, arreglado, dirigido y producido por él. Se sabe que en 1971 lanzó un álbum titulado “Free” bajo el sello Regalia y en 1972 fue re-lanzado con el título “Compositions” a través de su propio sello llamado Mandala con el orden de las pistas totalmente distinto.  Este mismo año ve la luz un nuevo álbum titulado “Painted Poetry” del cual solo he logrado escuchar la canción Love Is Like A Circle. Aquí una pequeña muestra de este álbum:


Hasta este momento hemos hablado de álbumes lanzados bajo el nombre de Robert John Gallo. El álbum que comentamos hoy rompe la línea ya nombrada. Titulada “A new place to live”, es un lanzamiento del ya nombrado músico y productor, con el apoyo del estudio del cantante Joey Carbone y el guitarrista Richard Zito. Además contó con la participación del presentador de televisión John Zacherle, quien recitó los segmentos poéticos. Finalmente creo que es oportuno volver aclarar que al igual que los anteriores álbumes esta obra fue escrita, arreglada, dirigida y producida por Robert John Gallo. 

Este es un álbum conceptual supuestamente basado en el psíquico americano Edgar Cayce. También contiene una serie de cuestionamientos sociales, de historia y religión. Resaltan los comentarios sobre la situación de la tierra, proporcionándonos la premisa de que debemos buscar un nuevo lugar para vivir. ¿Por qué?, el concepto del álbum se va esclareciendo en la medida que este avanza y nos vamos dando cuenta que tiene mucha relación con lo que hoy le está ocurriendo al planeta.


Relatos de cómo se creó la tierra y consecuentemente como se destruirá a sí misma. Pero seamos sinceros, nosotros somos los habitantes de este planeta, nosotros somos lo artífices de esta futura destrucción que hoy por hoy ya no se proyecta como un futuro sino como un presente tan vivo que nosotros no hacemos más que tratar de ignorar lo que sucede con falso optimismo y con mucha materialidad.

El argumento se sostiene bajo la figura de un profeta y sus predicciones que no hacen más que proporcionar confusión en la cabeza del "ser humano" con la preocupación de unos y la incredulidad de otros. Es por eso que termina encarcelado. Todo esto se sucede dentro del concepto del álbum mientras este avanza. A pesar de las plegarias y el optimismo de este personaje la realidad le demuestra que la sociedad está totalmente cegada. Es así como se esfuma su intento de “cambiar el mundo”  y no le queda nada más que resignarse y esperar un nuevo lugar para vivir. Mientras tanto el planeta se desmorona, el caos se apodera de las masas y todo termina. Un álbum totalmente extraño y diferente en la discografía de Robert John Gallo.

El concepto en cierta manera ya está explicado (no completamente), solo queda que te sumerjas de lleno en él. Para poder escuchar de verdad este álbum recomiendo estar relajado, alejado del inclemente estrés. No esperen una grandiosidad en la instrumentación, no esperen llenar esa necesidad de placer que tiene su cuerpo, simplemente escuchen y olvídense si esto es comercial o no. Al fin y al cabo este concepto trasciende más allá de la instrumentación, es totalmente actual, incluso mucho más actual que nuestra concepción de la naturaleza como una simple fuente de recursos.

Cod: #1276

6 feb. 2017

Horrific Child ‎- L'Etrange Mr Whinster (1976)

‘Horrific Child’ es otro de los tantos grupos fantasma traídos a vida por Jean-Pierre Massiera. Este raro músico, compositor y productor francés, protagonizó y participó activamente del rock under/experimental de su país, especialmente durante la década de los 70s, publicando un gran cantidad de trabajos dentro de diversos géneros, desde space disco, art rock, efectos de estudio y experimentación sonora, electrónica, rock progresivo sinfónico, funk, soundtracks, etc.

Sus orígenes musicales tienen lugar en el grupo garaje/beat Les Milords/Les Monegasques, alrededor de 1963, con quienes lanzaría su primer single, como parte de un grupo. Desde entonces comenzaría una carrera maratónica que lo llevaría a producir y participar de un sinfín de proyectos, producciones, inventos, travesías musicales, experimentos, arreglos, bajo diversos nombres y pseudónimos misteriosos. Algunos de ellos como ‘Le Vol Du Bourdon’ con ‘Les Milords’ en 1963, ‘Ma Charette Est Malade Mon Cheval Est Cassé’ de 1966, ‘SEM vous presente Ses meilleurs voeux’ de 1967, ‘L'Experience 9’ de 1969. 

Su primer álbum concreto y más llamativo sería el ‘Les Maledictus Sound’ de 1968, donde ya comenzaría a desplegar toda su imaginería y sus destrezas en la producción de sonidos vanguardistas, con roces con la música concreta. En la década de los 70s algunos de sus trabajos más destacados, ‘Les Chats Renaissance’ de 1972, ‘Visitors’ de 1974, ‘Atlantide’ de 1976. Todos lanzamientos con bandas eventuales, fugaces, con muy poco o casi nada de publicidad con música en vivo pero que lo colocaban como un prominente músico francés ubicado entre la vanguardia de su país.

La siguiente parada de Massiera sería la construcción de su propio estudio, Antibes, ubicado en La Fontonne, un barrio de la ciudad homónima de Antibes, el sudeste de Francia. La primera producción salida de su estudio sería un trabajo propio, Visitors de 1974. Pronto se establecería como productor y su reputación como genio en la mesa de mezclas lo convertiría en el hombre de moda para cualquier artista o grupo que buscara un toque crudo y psicodélico en su música. Comenzó a producir a algunas de las mejores bandas progresivas francesas de la época, como Atoll, Mona Lisa, Carpe Diem, After Life, Working Progress, Wapassou, etc.


‘L'Etrange Mr Whinster’ tal vez sea uno de los puntos más altos alcanzados por Massiera en sus años de desparpajo sonoro y de espíritu experimentador, un artilugio creado bajo sus propias visiones paranoicas y terroríficas. Publicado en 1976, este extraño experimento de estudio consiste principalmente en una insospechada mezcla de distintas grabaciones, fragmentos, pedazos, sonidos, voces, una amplia gama de elementos aunados en un collage sonoro terrorífico. Según la descripción que figura en la reedición en cd esto sería ‘’una perturbadora mescla de muestras desmembradas de tapes, poesía paranoica y caos cósmico’’.

Dividido en tres diferenciadas partes, el trabajo es un auténtico experimento de efectos especiales y música concreta, elementos desplegados de tal forma para crear ambientes de terror, crípticos, un tránsito por tierras oscuras donde los distintos pasajes se suceden sin resquemor alguno, apareciendo libremente grabaciones, voces, para sucederse hacia pasajes con arreglos de rock, arreglos orquestales, para volver a otros sonidos misteriosos, etc. Aparecen también algunos fragmentos de otras grabaciones que Massiera ha producido, algunos sonidos de su ‘Visitors’, de 1974, algunos sonidos de un single que les produjo a ‘The Starlights’, y otros fragmentos de otras de sus producciones.

También refleja todo un costado poético, influenciado por escritores malditos como Lovecraft, Charles Baudelaire o el conde de Lautreamont, estigmas que también se reflejan en el concepto de ‘terror’ que se presenta. Tomando un significativo desapego de lo que era la cultura pop, el contenido lirico de este proyecto describe en detalle, según dicen unas líneas en la reedición del cd, ‘’…como se siente exactamente cuando el cuerpo se descompone y se cubre de gusanos e insectos, entre otros encantos.’’.  H.I.A., es el tercer tema del disco y encarna fielmente esto, un ambiente de terror en el que destaca el recitado, en lengua francesa, de un poema.

Desde finales de la década de los 70s, en adelante, se encaminaría en el terreno del disco/funk, siempre manteniendo su personalidad experimental. Algunos lanzamientos propios le seguirían de aquí en adelante, Jpm & Co, Herman’s Rockets, Venus Gang, Human Egg, pero esto se reduciría rápidamente, abocándose principalmente a la producción. La leyenda de Massiera concluiría en esa época, y su figura quedaría en la historia grande de los bajos mundos de la música experimental, el progresivo francés y la música de ciencia ficción, que hoy vuelven a la vida con algunas reediciones en cd que rescatan sus trabajos y producciones más destacadas.

Cod: #1275
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...