28 feb. 2016

Full Moon Ensemble - Crowded With Loneliness (1970)

Formada en los años 60s, bajo la dirección de Claude Delcloo,  la ‘Full Moon Ensemble’ fue un espléndido grupo francés de free jazz, participe de la camada del jazz fusión post mayo francés del 68, año en el que se da comienzo a una serie de varias bandas que explorarían territorios aún desconocidos para la época, dentro del jazz fusión y el progresivo francés.

Grabaron su primer álbum a través de AKT, un sello fundado por Delcloo en una asociación con CBS. ‘Crowded With Loneliness’ seria su primer lanzamiento, un extraño álbum de sesión de free jazz, algo avant garde, que combina sabiamente la influencia de estilos, el free jazz espiritual y el carácter de protesta. Un trabajo bastante alocado y desenfrenado, con sesiones e improvisaciones sueltas, descontracturadas, abruptas, estilo ‘Sun Ra’ o ‘Pharoah Sanders’, aunque  además con una volatilidad y cierto entusiasmo hacia el jazz fusión, lo que los lleva a desarrollar un sonido móvil, dinámico, muy rico y nutrido por cada músico. 

Claude Delcloo, un baterista y productor francés (también conocido como el fundador de BYG Records y la revista ‘Actuel’, defensora de la contracultura en los años sesenta en Francia), quien se vuelve a la vez el director de la sesión, le imprime al sonido un aire algo volátil, atmosférico, y aplica la percusión perfecta para todas las locuras que irían impulsando en las sesiones. Además de Delcloo en la batería, el grupo también cuenta con Jeff Sicard y Gerard Coppere en saxo, Mratine Tourreil en piano y teclado, Joseph Dejean en la guitarra y los agregados de la voz femenina por la enigmática ‘Sarah’, Sarah Touati, una joven de 22 años con antecedentes en la expresión poética y ocasional participaciones en teatro y cine.


El trabajo refleja las libertades de la banda, no solo por el carácter experimental típico del sonido post mayo francés, sino que también se agregan algo de poseía hablada, por una voz femenina en francés, a lo largo de la primer cara del disco. Este primer lado, el cual se vuelve una completa suite de principio a fin compuesta por cuatro partes, sirve también como homenaje a Bob Kaufman (poeta norteamericano perteneciente a la generación Beat), ya que se recitan sus poesías; esto le da a la sesión una rigurosidad en el carácter muy particular, tensión y experimentación; poesías que, según dicen, tienen que ver con política y más que nada con espiritualidad. 

La segunda cara del disco ya no está abrigada por las narraciones de la voz femenina, sino que se vuelve completamente instrumental, compuesta por dos sesiones, donde se ven expuestos aún mejor los componentes del free jazz, las improvisaciones de cada uno delos instrumentos, incluido batería. En general un sonido esplendido, de gran dinámica y muy buena fusión entre los músicos.

A pesar de su innegable valor, la decadencia comercial del proyecto, único trabajo del grupo, hizo que sus miembros siguieran caminos separados, para encontrarse luego en otros proyectos como el Cohelmec Ensemble, Dharma Quintet o Septet Matchi-oul. ‘Crowded With Loneliness’ es otro muy buen testimonio de lo que es el jazz experimental francés de la época.

Cod: #1157

20 feb. 2016

Red Noise - Sorcelles-Lochères (1970)

La Francia de 1968 conoció momentos de fuerte agitación social, el descontento de los trabajadores, sumado al ambiente de rebelión que había entre los estudiante universitarios, dieron pie a un fuerte periodo de huelgas y manifestaciones que han marcado a la historia del país. Al evento se lo conoce como ‘Mayo francés’, porque los disturbios se dieron especialmente en ese mismo mes, Mayo, del 68. 

Las huelgas comenzaron casi esporádicamente, con una serie de protestas estudiantiles, con toma de universidades, a lo que conjuntamente se le sumó una huelga general de 10 millones de trabajadores, tomando fábricas y empresas, barricadas en las calles y un libre expresionismo de los manifestantes, tanto jóvenes como mayores, que tomaron las calles. 

Las autoridades políticas del momento, temiendo por una revolución o guerra civil, reprimieron estos sucesos lo que hizo que se intensificara la situación, con enfrentamientos en las calles y con  el presidente De Gaulle huyendo del país, refugiándose en Alemania. Finalmente, a fines de ese mismo año, la situaciones se ‘normaliza’ tan rápido como se originó, el presidente vuelve al país y convoca a elecciones.

Este fuerte suceso marcó no solo a los aspectos políticos y sociales de Francia, sino también al ámbito artístico, especialmente esta situación da pie a la formación de un fenómeno generado particularmente en la música, más especialmente en el rock. Los jóvenes y entusiastas músicos del momento se estaban abriendo a las nuevas estéticas musicales, recibiendo las influencias del momento en tanto al jazz rock, el rock progresivo y por supuesto la psicodelia, y las ideas contraculturales norteamericanas. Esto, sumado a la atmosfera en la que se vivía en Francia, da como resultado un fenómeno experimental impulsado por varias bandas, como ‘Lard Free’, ‘Komintern’, ‘Barricade’, ‘Camizole’, ‘Etron Fou Leloublan’, etc, que desarrollan un jazz rock progresivo altamente experimental, inclasificable, satírico, bizarro, etc.

Pues bien, el nacimiento de ‘Red Noise’, tiene lugar en ese ambiente, especialmente en la universidad de Sordona, una de las mayores universidades de Paris y uno de los lugares donde más intensamente se desarrollaron las manifestaciones. La banda surge especialmente en la toma de ese edificio, integrada por el líder del grupo Patrick Vian en guitarra y voz, Philip Barry en batería y guitarra, Austin Blue en percusión, Jean Claude Cencu en saxo, Daniel Geoffroy en bajo, y John Livengood en órgano y hammond. Dieron su primer concierto durante la ocupación de la universidad, Vian recuerda que: ‘’Eran tiempos emocionantes, los conciertos se no terminaban hasta que los policías llegaban.’’


En 1970 lanzan  ‘Sorcelles-Lochères’, su único disco, otro extraño artefacto del progresivo experimental francés, símil ‘Larde Free’, plagado de parafernalias y locuras, voces irónicas, agregados de sonidos, típica influencia dejada por el estilo alocado que desarrollaba Frank Zappa por esos años (véase el retrato/caricatura del mismo Zappa en la portada del disco), sumado a alguna influencia que seguramente les han dejado los grandes de la época tipo Soft Machine y talvez algo de progresivo. 

Lo cierto es que son parte de la ola experimental y contestataria francesa y le hacen honores, con un carácter contestatario que se refleja hasta el absurdo. En realidad hay otros discos más bizarros que este, pero igualmente mantienen el escepticismo social, político y musical en un nivel bastante alto, esto se refleja no solo es las locuras sonoras, los agregados extraños de sonido, sino también en las composiciones más concretas, que no dejan de ser extrañas, aunque alucinantes e innovadoras, y difíciles de identificar; además de las letras de (según lo que dicen) gran contenido político.

Se encuentra algo de jazz fusión, mesclado con progresivo, algo de psicodelia, composiciones y un ambiente bastante experimental y oscuro, en un disco que no es un disco sino que es lo que es, un rejunte de locuras lucidas e irónicas, típicas de una banda contestataria con el poder y el establishment del momento. Más allá de algunas piezas que alcanzan algunos minutos, la mayoría de las grabaciones volcadas en el disco son cortas, absurdos con voces o saxos, algo de jazz. Lo que más se destaca es ‘Sarcelles, C’est l’Avenir’, una pieza psicodélico progresiva y experimental, de 18 minutos.

En los años siguientes la banda sufrió muchos cambios en la formación, siguiendo con vida hasta 1972, separándose después de que los detuvieran por posesión de hachís en los Países Bajos. Dos miembros de la última formación, Serge Catalano y Francis Lemonnier, formaron mas tarde ‘Komintern’. El líder de la banda, Patrick Vian, continuó con otro proyecto (no documentados), y luego comenzó su carrera solista, lanzando un disco.

Cod: #1077

13 feb. 2016

Symphonic Slam - Symphonic Slam (1976)

La historia de este grupo gira en torno a Timo Laine, un finlandés que de chico se trasladó a Estados Unidos y creció allí. Pasó toda su infancia en California rodeado de música, era guitarrista, y sobrevivía tocando en clubs locales y dando clases de guitarra. Laine quería emprender su propio camino musical y experimentar con las ideas que tenía en mente, ópera rock, sinfonías, ideas surgidas de la mescla de distintas influencias que iban desde Wes Montgomery a Clapton, Beck, y Zappa. 

Comienza a experimental con electrónica y las sonoridades, se compra un prototipo de sintetizador creado por el inventor Bob Easton, con el cual crea un particular sonido elaborado en base a la combinación de su guitarra y una seria de sintetizadores, 6 mas precisamente, uno por cada cuerda de la gutiarra. Intenta vender su invento a Frank Zappa, Stevie Wonder, y Jimmy Page, pero no le prestan mucha atención.

En 1973 se traslada a Canadá y se une a la banda canadiense ‘Space Rangers’, donde participa de la grabación del primer álbum del grupo, pero los miembros se separaron poco después de su lanzamiento. Esta experiencia le deja buenos contactos, es ahí, en Toronto, Canadá, donde ‘Symphonic Slam’ comienza a recobrar forma, ya que conoce al tecladista David Stone y al batería John Lowery.

Una vez armada la banda comienzan a tocar el propio material progresivo ideado por Laine, y es ahí donde su invento recobra lugar en lo que hacían, su guitarra sintetizada le da un toque particular al sonido. Son descubiertos A & M Records y logran alcanzar un contrato para su primer álbum.

La preparación tomó nueve meses, entre el ensayo y la grabación, finalmente en 1976 el disco es producido y lanzado a la venta, con una buena repercusión de los críticos, se trataba de una sinfonía esplendida, con un carácter particular,  generado talvez por cierta mezcla de estilos, entre lo que se distingue algo de funky, algo de glam creería yo, ciertas estilizaciones melódicas, también le da carácter los sonidos particulares que logran del sintetizador, mejor dicho del invento guitarra/sintetizada que estaba utilizando Timo Laine, ademas de las mezclas con la percusión, las distintas sutiles variedades que logran pese a no ser tan complejo el trabajo como para tratarse de una supuesta sinfonía, aunque lo es y de gran nivel por cierto.


El trabajo es de rock progresivo, con toques sinfónicos y una concepción electrónica, pesado y oscuro en general pese a pasar por distintas intensidades. Disparan algunos riffs en un blues rock pesado, para luego hacer algo más melódico, distintas intencionalidades se mesclan para darle más particularidad a un sonido muy interesante.

La obra en general está compuesta por pequeños temas de no tan larga duración, por lo que su valor intrínseco talvez se halla en la intensidad y los lemas que cada tema contiene. Son muy variados, y por momentos alcanzan efectos sonoros muy particulares. Los temas no son excesivamente complejos pero si muy intensos, pesados, con gran fluidez y contundencia. 

Un trabajo realmente intenso que de principio al fin se mantiene al filo de la excelencia, con un sonido progresivo talvez heredado del prog inglés, aunque también demuestra otras caras medio pop, algo glam o cierta influencia estilística en el sonido talvez típico de la segunda mitad de los años 70s, en la cual el rock progresivo propiamente dicho comenzaba a terminar o por lo menos a darle lugar a otros fenómenos musicales de la época.

A mediados del 77 la banda se corta, ya que David Stone acepta la invitación de aceptó una invitación para unirse al nuevo grupo de Ritchie Blackmore, ‘Rainbow’, poco después de Laine se trasladó a Hollywood y comenzó a escribir material para un nuevo álbum. Linda Nardini se une en teclados y Jimmy Haslip se une en bajo, así el grupo se vuelve a armar, y bajo esta formación lanzan un segundo álbum, ‘SS II’, publicado bajo el nombre de ‘Timo’.

El álbum se encontraba en las tiendas en la primavera del '78, tratándose de un trabajo que seguía la línea de su predecesor, con arreglos ampulosos e intrincados. Lamentablemente se imprimieron solo 10.000 copias del disco, hasta que se agotó el dinero, y por ende la venta y la distribución no fue como esperaban.

Laine disolvió el grupo en los años 80, para centrarse en otros proyectos, en colaboración con varios artistas durante el próximo par de décadas, incluyendo musicalmente ideas afines con John Mills-Cockell, The Rolling Stones, BB King, Tina Turner, y Chuck Berry, por nombrar sólo algunos. También apareció en la escena de clubs y festivales de música del mundo en los últimos años.

Cod: #1052
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...