24 dic. 2013

Pappo's Blues - Volumen I (1971)

Reseña escrita por Alfredo Rosso:

‘’Estamos en el tiempo en el que el ser humano vive con razón de ser’’ decía Pappo en ‘’el hombre sub urbano’’ y la frase se aplica perfectamente a su autor, porque la razón de ser de Pappo era el blues y la herramienta para darle forma, su guitarra. Pappo sabía de qué estaba hablando, ya que estuvo allí desde el principio, al punto que es posible seguir la trayectoria del rock nacional con solo recorrer su biografía. Formó parte de los Abuelos de la Nada originales y - al irse Miguel Abuelo para continuar como solista- tomó el timon del grupo el tiempo suficiente como para dejar grabado ‘’La estación’’, ese gran blues que ostenta su firma, su voz y su guitarra. Más tarde integro el cuarteto trunco que podría haber sido ‘’Manal’’, y paseo su temprano profesionalismo por ‘’Conexión N°5’’, antes de transformarse en pieza clave en la evolución de ‘’Los Gatos’’, del pop predominante en sus primeros tres albums al musculo más rockero de ‘’Beat N° I’’ y ‘’Rock de la mujer perdida’’.

Sin embargo, quienes lo vimos en el Luna Park, en Junio de 1970, colorear la notable zapada de ‘’Fuera de la ley’’ de Los Gatos, o en una soleada tarde de Noviembre de ese mismo año, trepado al riff poderoso de ‘’Can you see me?’’ de Jimi Hendrix, en el primer festival de B.A. Rock, intuimos que Pappo estaba para mas. Habia en el miles de notas por ser articuladas y muchas palabras por ser pronunciadas.

La espera fue corta: el sello Music Hall empezaba a abrirle las puertas al rock –una movida apadrinada por la impronta visionaria de Jorge Alvarez- y 1971 veria el debut de ‘’La Pesada del Rock and Roll’’ y la aparición del primer álbum de Pappos Blues.


El secreto de un power trio es el equilibrio de su química interna y en este sentido tanto David ‘’Davis’’ Lebon como Black Amaya resultaron ideales. Bajista y baterista supieron acompañar a Pappo palmo a palmo, lo acompañaron en sus excursiones sonoras, dialogando con él, sin jamas meterse en medio.

A Pappo, como a Hendrix, su maestría como guitarrista opaca el reconocimiento de sus otras habilidades. Es cierto que el ‘’Carpo’’ no tenía el registro más amplio del universo, pero lo que le faltaba en el rango vocal lo compensaba en expresividad, escuchen el tono ironico-existencial que adopta su voz en ‘’El viejo’’, el dejo de bronca resignada que salpica ese retrato de rutina e intemperancia de ‘’El hombre sub urbano’’ o la queja impaciente  de ‘’A donde esta la libertad’’, filosófica pregunta que en aquel momento de gobierno militar, censura y represión nos hacíamos todos los argentinos.

Un elemento clave que contribuyo a hacer de Pappos Blues el álbum clásico en el que se convirtió es su diversidad. Aprecien, en este sentido, la brutal energía de este testimonio renovación espiritual que inicia el disco ‘’Algo ha cambiado’’, con sus solos despiadados y la mas creativa utilización del pedal wah wah que registre del rock de estas costas. Y como prueba final del interplay creativo entre Pappo, Lebon y Black propongo la intensidad claustrofóbica de ‘’Especies’’, un temprano ejemplo de hard-blues con tono psicodélicos.

En 1971 el rock argentino lamentaba la disulucion de sus tres grupos fundacinales: Manal, Los Gatos y Almendra pero, al mismo tiempo, le daba la bienvenida a una nueva camada de bandas que mantendrían viva su llama. Entre ellas brillaba, con propia luz, Pappos Blues.

                             Cod: #1025

1 comentario:

  1. Me gusta mucho Pappo, necesito descargar este álbum. ¡Gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...